OpenA
Herbolaria y salud

Consuelda

Herbolaria y salud

Un apoyo natural para las fracturas óseas.

La raíz de consuelda constituía en la antigüedad uno de los recursos más importantes para la consolidación de fracturas, de ahí que se le denominara durante mucho tiempo Consolidae maioris. Su nombre científico actual, Symphytum officinale, deriva de la palabra griega symphytum, que significa "unir" o "hacer crecer". 

La consuelda es originaria de Euroasia, posteriormente llegó a otras regiones. Crece silvestre en suelos húmedos aledaños a ríos y arroyos. El rizoma y raíces desecadas se colectan cuando la planta está seca, en otoño o primavera, antes de que eche nuevos brotes, ya que es entonces cuando contiene la mayor cantidad de alantoína.

Los altos niveles de alantoína y mucílagos que contiene le permiten tener un efecto benéfico a nivel de piel y mucosas, siendo de gran utilidad en procesos ulcerosos. La alantoína estimula la granulación y regeneración de tejidos, lo cual se refleja en un efecto cicatrizante y reepitelizante, los mucílagos dan un efecto demulcente y antiinflamatorio. 

La raíz de consuelda ha sido empleada exitosamente en la proliferación celular de heridas de lenta cicatrización como ocurre en el caso de osteomielitis y fracturas de hueso. Los usos populares de la consuelda hacen mención a sus propiedades demulcentes, anti ulcerosas gástricas, mucilaginosas, nutritivas, sedantes débiles y antidiarreicas. 

También se menciona su uso en casos de tromboflebitis, hemorroides, artritis, anemia, psoriasis y hematomas. Con la decocción se preparan gargarismos útiles en casos de faringitis y periodontitis. Por vía externa, se emplea como cicatrizante y antiséptico, para regenerar la piel en grietas de pezón y quemaduras. 

Diversos estudios clínicos confirman la eficacia de los extractos de raíz de consuelda en el tratamiento afecciones como: Esguinces de tobillo, osteoartritis, tendinitis, epicondilitis, periartritis, mialgias y lumbalgias. 

Entre ellos, destaca un estudio realizado en 164 pacientes con esguince de tobillo, donde se utilizó una crema a base de 35% de extracto de raíz de consuelda, y que, en comparación, con un gel comercial de diclofenaco tuvo mayor eficacia. 

En el caso de fracturas, para acelerar el proceso de cicatrización, se puede preparar una combinación de plantas, que ayudarán a remineralizar los huesos, soldar la fractura y desinflamar. Tendremos que combinar a partes iguales la Consuelda junto con la Cola de Caballo, la Ortiga y el Diente de León.

Para preparar un litro de infusión, agregar 2 cucharadas soperas de la mezcla al agua una vez que esté hirviendo. Apagar el fuego, tapar y reposar durante 20 minutos. Colar y tomar como agua de uso, 1 litro diario durante 6 semanas.  

No se recomienda su uso si existe insuficiencia hepática o insuficiencia renal, tampoco se recomienda su uso durante embarazo y lactancia. 

×