OpenA
Siete Puntos

Convencer

Siete Puntos

Convencer


1. En mi libro, Ser líder. Ser Iglesia, escribí que un dirigente, para ser líder y no sólo jefe de un equipo, necesitaba convencer a sus colaboradores de la bondad contenida en el proyecto encabezado por él. Ya sea vender un producto, o lograr un intangible como el buen trato a quien solicita un servicio, o emprender una campaña de evangelización casa por casa, son objetivos que sólo se cumplirán si todos los implicados en operarlos están convencidos de su necesidad. El líder, entonces, necesita persuadir a su equipo de trabajo.

2. No basta, entonces, con que el coordinador de un programa tenga claros sus objetivos, ni que éstos estén bien intencionados, ni que haya certeza en las etapas a seguir para lograrlos. Es preciso que los comunique de forma adecuada a todos los colaboradores, que ellos tengan certeza en las tareas específicas encomendadas, que asuman como propia la empresa a edificar. En el cambio de régimen –que no de gobierno– anhelado por la 4T: ¿han captado correctamente sus asignaciones todos los convocados? ¿Tienen puesta la camiseta de AMLO?

3. No tengo dudas de sus más cercanos aliados, de quienes lo han acompañado a lo largo de su larga carrera política, de los que han sufrido con él fraudes y ataques, de su círculo íntimo. Tampoco de aquellos que, preocupados por la pobreza y la desigualdad en el país, y hastiados de la impunidad y la corrupción de los últimos sexenios, apostaron por él para encabezar la necesaria mutación. El problema viene con otros actores fundamentales para lograr el gran objetivo de abatir la pobreza en el país: los empresarios.

4. Lo acaba de afirmar la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, al anunciar el plan de reactivación económica 2022, basado en cuatro ejes: el mercado interno y empleo, sectores y regiones, el fomento a la inversión y el comercio internacional y la competitividad. “Y esto –dijo Tatiana– lo iremos acrecentando con el trabajo de la iniciativa privada y del gobierno”. La funcionaria, entonces, es consciente de que sin el acuerdo entre emprendedores y autoridades gubernamentales la reactivación económica no se conseguirá, y la pobreza se incrementará.

5. ¿Sienten los patrones en general la misma convicción que tiene el presidente para invertir en la creación de fuentes de empleo? ¿Se ilusionan con arriesgar su patrimonio, invirtiendo de manera productiva, y oponiéndose a sacar sus capitales del país o a especular con ellos? ¿Están motivados para pagar sus impuestos y dotar a sus empleados de todas las prestaciones que marca la ley? ¿Se les impulsa para crear empresas socialmente responsables? ¿Reciben aliento para sus apuestas por la innovación tecnológica?

6. Me parece que no, y en vez de palmadas de ánimo han recibido ataques sin fin y dardos envenenados que no enfervorizan su trabajo sino lo deprimen. Es cierto que muchos necesitan estirones de orejas y una buena revisada a sus procesos financieros, a sus contribuciones a Hacienda. Pero veo muy difícil que en medio de este clima de hostigamientos permanentes quieran sumarse a una causa legítima pero mal presentada. Si, como dice Tatiana, los necesitan para sacar adelante el proyecto, que los convenzan.

7. Cierre icónico. De ninguna manera los ataques a periodistas en Las Mañaneras son la causa directa del asesinato de ya decenas de ellos en la actual administración. Pero tales recriminaciones alientan la violencia, y son un caldo de cultivo para ejercerla contra los profesionales de la comunicación. No se pueden controlar las reacciones de seguidores o de quienes se aprovechan del clima antiprensa que brota desde Palacio Nacional, pero mucho ayudaría el que se le bajara al pleito y subiera la argumentación.

papacomeister@gmail.com


×