OpenA

Poder y Dinero|De nada sirve, ni servirá el AIFA

Opinión

De nada sirve, ni servirá el AIFA

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”.- Albert Einstein (1879-1955), científico alemán nacionalizado estadounidense.

El lunes, en el noticiero que conduzco en MVS radio, entrevisté al secretario general del Sindicato de Controladores de Tránsito Aéreo, José Alfredo Covarrubias Aguilar. Me hizo varias declaraciones reveladoras sobre la corrupción que impera en el servicio y pone en peligro la vida de pasajeros de aviones y de personas en tierra.

A la pregunta de si son compatibles el Aeropuerto Benito Juárez y el Felipe Ángeles, dijo simplemente sí.

Y, ¿en seguridad?, respondió José Alfredo: “El espacio aéreo mexicano seguirá seguro porque el trabajo de los controladores es precisamente eso; mantener seguras las operaciones”.

Pero, acotó de inmediato en su propia respuesta al decirnos que “sin embargo, el objetivo de construir el Aeropuerto Felipe Ángeles era resolver la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Esto no ocurrirá. No se resuelve la saturación del aeropuerto Benito Juárez”. “Muy al contrario. Se complica, por que redujeron la capacidad del AICM y, por decreto, ordenaron la semana pasada que caben menos aviones” al aeropuerto de la CDMX.

Y la clave de todo es que el Felipe Ángeles no mejora en nada la saturación del aeropuerto capitalino. El crecimiento de las operaciones, para tener un aeropuerto de talla internacional, no se logrará ya que mientras despega un avión desde el AICM, tendría que esperar el avión en el AIFA. 

¿Qué significa esto?

Pues, que aunque el AIFA tuviera 10 pistas nuevas, de nada serviría ya que los aeropuertos tendrían el mismo número de despegues y aterrizajes, que existe ahora. 

En síntesis en este tema, el gobierno de López Obrador gastó cientos de millones de pesos, en una obra que no sirve para el objetivo que se había creado. Sólo se destruyó toda la infraestructura del de Texcoco, para que jamás se levante otro en esa zona, sólo porque lo estaban construyendo sus adversarios partidistas. Con capricho, pues.

Se necesitaba un gran aeropuerto para sustituir las operaciones del AICM, al mismo tiempo que éste se cerraría y sólo hubiera quedado el de Texcoco. 

Hablaron de corrupción en la construcción del aeropuerto que había dejado Enrique Peña Nieto a la Cuarta Transformación, pero ni un solo empresario, funcionario ni cualquier otra persona ha sido detenida o sujeta a proceso. 

Una de dos. O el gobierno de López Obrador es cómplice de corruptos, o no encontraron ningún delito que perseguir en el Aeropuerto de Texcoco, que supera en más de 10 veces al AIFA en capacidad, eficiencia y belleza, así como tecnología aérea.

Pero, regresamos a la entrevista con José Alfredo Covarrubias. Como líder de los controladores aéreos recalca que ellos alertaron sobre la orientación de las pistas. Ambas terminales aéreas tienen entradas naturales por el norte. “Por eso rediseñaron el espacio aéreo mexicano, y forzaron una entrada hacia el sur, lo cual afecta más a la población, tanto en ruido como en seguridad”, reveló el controlador y agregó:

“Es más complicado para el controlador manejar esa cantidad de aviones por dos puntos diferentes, a dos aeropuertos diferentes, incluyendo, además, un tercero, que es el de Toluca. Y se les olvida, y nadie dice nada, que también siguen operando Cuernavaca, Puebla, y que en medio también tenemos el aeropuerto de Atizapán. Nadie habla de eso. Pero es una situación muy complicada. Entonces cuando decían que pueden convivir, les decimos que NO pueden convivir”.

DECRETAZO PARA MENOS OPERACIONES

En la entrevista, que es una denuncia de fondo, el líder de los controladores aéreos no afirmó que hasta antes de la pandemia estaban operando más de 60 aviones de entrada y salida por hora, nada más con un aeropuerto. “Con el decreto dicen que máximo son 45. Entonces es un sinsentido. ¿Cómo hacemos una reestructuración del espacio aéreo donde decimos que va a mejorar la operatividad, y reducimos la operación de aeronaves? No es posible. El rediseño ha provocado que quepan menos aviones, quiere decir que no fue un rediseño correcto”.

Y, tiene mucha razón cuando comenta que si hubieran tomado “en cuenta, primero los aspectos técnicos, sería un éxito político, sería un éxito para ellos (los de Morena). Pero no. Eso no lo entienden”.

CORRUPCIÓN EN EL SENEAM; ZIHUATANEJO, UN PELIGRO

A la pregunta ¿si los controladores aéreos tienen suficiente personal? Covarrubias recalcó que les falta personal y, además, el personal que están ocupando no es el mejor, ni el más capacitado. “Están tomando decisiones bajo conceptos de corrupción; hay nepotismo”. Y acoró: “algo parecido está sucediendo en el SENEAM; se favorece a controladores con poca experiencia, se le dan los máximos niveles salariales. Se juega con los horarios, a manera que ellos puedan cobrar tiempo extra en exceso; en tres meses casi medio millón de pesos cada uno. Y a los controladores expertos los están haciendo a un lado, los atacan, hay terrorismo laboral en contra de ellos. Los quieren aburrir para que renuncien. 

“Además necesitamos equipos; se han olvidado de que los equipos en todas las torres de control es importante. Todos los esfuerzos se enfocaron al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, pero en el aeropuerto de Zihuatanejo ni el radio funciona bien. El resto del equipo ya no sirve. Los transmisores, las diademas que usamos para comunicarnos con los pilotos, compraron unas supercorrientes, y que a cada rato se interrumpe la comunicación. Apenas el sábado en la madrugada hubo falla de radar, y ese radar le da servicio al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, al AIFA, y a los otros 59 aeropuertos del país. No debemos olvidar que es un sistema del cual depende la vida de personas. Sólo se enfocan a apoyar un proyecto de un aeropuerto. Lo que importa es el sistema aeroportuario nacional, que está conectado a un sistema aeroportuario internacional y que se trabaja bajo los mismos estándares”.

La entrevista la remata José Alfredo Covarrubias, al ser interrogado sobre la adquisición de equipos: “Se están comprando equipos, pero no bajo los conceptos de las necesidades. Se compran equipos que no sirven; que no son compatibles con el actualmente instalado. Y, la capacitación tampoco está siendo atendida, se dan cursos, o más bien, se les mandan lecturas a los controladores, y les dicen pues ya se les dio un curso, ya está capacitado. Se está degradando más la calidad de los servicios de tránsito aéreo, debido a aspectos de corrupción del director general del SENEAM, Víctor Hernández Sandoval”.

Cuando son políticos ignorantes los que toman las decisiones, es un riesgo para la vida de miles de personas. La improvisación es corrupción y criminal.

Escúchame de lunes a viernes, de 21:00 a 22:00 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”.

mvsnoticias.com 

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx 

@vsanchezbanos


Etiquetas:
×