Debo, no niego... ¡mejor pido más!


Como dice el dicho... ¡de lengua me como un taco!

No se necesita muy buena memoria para recordar que, desde que andaba en campaña, "El Dronco" prometió y prometió que gobernaría con "austeridad" y, cuando llegó al gobierno, siempre se anduvo quejando de que le dejaron "finanzas quebradas".

Por eso ahora resulta más chocante –por no decir "shockeante"– que la única "ideota" que se le ocurra para poder hacer obra o cumplir con sus obligaciones, es precisamente la contratar más deuda.

Sin ir más lejos, tan sólo esta semana, el Congreso deberá decidir sobre dos peticiones de deuda del gobierno de Jaime Rodríguez: $2,500 millones de pesos para la presa Libertad y casi $5,000 millones para comprar camiones urbanos.

Para darnos una idea de lo "pedinche" que salió el gobernador que iba a ser austero, durante todo el sexenio de Rodrigo Medina, la deuda del estado aumentó en $39,000 millones de pesos, y en lo que va del "Dronco"... ¡ya lleva casi $22,000 millones!

Todo esto, sin contar con que todavía le faltan casi tres años... para endeudarse más.

Y lo peor es que, al menos en el caso de la compra de camiones, quesque para tomar el control del transporte urbano y dar un buen servicio, tanto diputados como especialistas en el tema advierten que la medida no va a servir de nada.

***

No buscan quién se las hizo... ¡sino quién se las pague!

Siguiendo con el tema del transporte urbano, se entera Protágoras que aunque al menos durante tres meses nos salvamos del "tarifazo", los empresarios camioneros amenazan con no quedarse de brazos cruzados y van a seguir haciéndola de tos.

Resulta que ahora se van a poner "muy gallitos", pero la tirada es irse contra los alcaldes, quesque para exigirles que arreglen las calles y avenidas, para que sus camiones no se dañen cuando circulan por ellas. O sea, ya no hallan de dónde pescarse.

Cuando lo que deberían de hacer es –por lo menos– leer la propuesta de Hernán Villarreal para que entiendan que el verdadero problema del transporte urbano en el área metropolitana no se va a arreglar aumentando las tarifas de los camiones.

Hace falta que les "caiga el veinte" de que la crisis que vive el transporte se debe al obsoleto diseño de las rutas urbanas, que hacen que cada vez las usen menos pasajeros, y es por eso que la pura sacadera de dinero –vía "tarifazo"– no va a servir de nada.

***

Cómo se nota que ya se acerca otro proceso electoral...

Porque por algo ha de ser que muchos personajes de la política local andan cada vez poniéndose más activos y tratando de hacerse notar. El "Juego de Tronos" nuevoleonés, que más bien es "juego de sillas", hace movilizar a cualquiera.

Por ejemplo, la exdiputada local Gloria Treviño se puso al tiro y mediante redes sociales anda promoviendo la rifa de una Smart TV para festejar "matando dos pájaros de un tiro": o sea, para las celebraciones del Día de las Madres y el Día del Padre.

Dicen las malas lenguas que el verdadero objetivo de la exlegisladora con esta dinámica es seguir estando "en la mente" de los ciudadanos –léase próximos votantes– y más precisamente en el corazoncito de los apodaquenses, que es a donde le tira.

Conste, eso dicen las malas lenguas...

***

Y para que vean que la efervescencia política sigue en ascenso...

El que estará la próxima semana en Nuevo León es el doctor José Narro, quien fuera uno de los precandidatos presidenciales del PRI a finales de 2017 –carrera que le ganó José Antonio Meade– y ahora es uno de los aspirantes a dirigir el partido a nivel nacional.

Y precisamente a eso, a calentar el ambiente priísta en el estado, es a lo que viene el Dr. Narro, ya que el próximo lunes 20 de mayo tiene programado un encuentro en Apodaca –uno de los bastiones tricolores en NL– para reunirse con militantes.

Por si les quedaba alguna duda del motivo de la reunión, el evento tiene el revelador nombre de "Hacia dónde vamos con Pepe Narro"... ¿de qué se irá a tratar? Pero eso no es todo, en su agenda está programado un diálogo con jóvenes.

Y todavía tiene más eventos por confirmar el martes 21 de mayo...

¡¡ Yássas !!

Volver arriba