Denunciar delincuentes en campañas - Óscar Tamez OpenA

Denunciar delincuentes en campañas


El presidente de México llamó a denunciar los delitos electorales en las campañas incipientes, pidió a los gobernadores sacar las manos del proceso y no desviar recursos para los candidatos de sus partidos. Me pregunto: si arrestan a todos los que en campañas han cometido delitos electorales, ¿quién nos gobernaría?

El mandatario federal es el primero en violentar el espíritu de laLey Electoral General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe); sus discursos radicales, agresivos y violentos contra la oposición son contrarios al interés democrático.

El principio de vivir en un republicanismo es que nadie está por sobre la ley, incluso los presidentes o gobernadores, nadie por sobre la ley, pero los gobernantes, partidos políticos y candidatos se las arreglan para manejarse al filo de ésta, violentando el Estado de Derecho.

El presidente está impedido para hablar mal de candidatos, partidos o gobernantes; sin embargo, el domingo aseguró que le heredaron del pasado el PDO (partido de la delincuencia organizada).

Basta de acusaciones mediáticas, si tiene pruebas de sus dichos que las presente en las instancias correspondientes, en caso contrario, que deje de lanzar petardos que sólo promueven la violencia.

Recibió una herencia maldita, pero todo indica que hay consentidos quienes gozan de los privilegios en esa herencia; Manuel Bartlett es uno de ellos, Irma Eréndira Sandoval es otra, Ana Gabriela Guevara igualmente, y así podemos citar muchos casos, la herencia de delincuencia la está usando muy bien la 4T.

Se debe denunciar a los delincuentes electorales, en ese supuesto entran un gran número de los llamados servidores de la nación, quienes utilizan los programas sociales con fines electorales, peor aún, lo más bajo, usan el miedo y la necesidad de las vacunas para amedrentar a adultos mayores.

También es delito electoral utilizar imágenes, sonidos y elementos emblemáticos del gobierno en campaña por parte de algún partido político, Morena lo hace, utiliza expresiones e imágenes representativas del gobierno de la 4T para su promoción electoral en los spots, eso, en México es violatorio a la Legipe.

En su mensaje asegura que hay zonas donde la delincuencia organizada quita y pone candidatos y, por consecuencia, a gobernantes, la pregunta es que si sólo municipales o hasta qué niveles de gobierno alcanza la influencia de la

delincuencia.

La pregunta es pertinente luego de recordar lo ocurrido en Sinaloa donde la fuerza del Estado mexicano se sometió ante el poder de un grupo delictivo al grado que el mandatario ordena la liberación del líder delincuencial. Eso se llama cohecho, asociación delictiva u otra forma de denominar el encubrimiento.

Sí, si heredó el actual gobierno un país donde los grupos organizados de delincuentes gobiernan amplios territorios, eso lo sabemos desde hace años y por ello, muchos no morenistas votaron por la 4T en 2018.

El problema no es la herencia, esa ya se conocía, el asunto está en cómo usan en la 4T lo heredado, hasta dónde hay colusión de funcionarios actuales con la delincuencia, hasta qué nivel de servidores públicos alcanza la complicidad.

El terrible malestar no está en la herencia, se ubica en que los actuales derrochan a mares el beneficio de ese legado y, peor aún, se protege con tal desenfado a los diversos tipos de delincuentes.

México requiere de gobiernos honestos, dispuestos a terminar con las herencias malditas, no con políticos cargados de resentimiento quienes llegan al poder a hacer lo mismo que denunciaban, bueno, lo mismo corregido y aumentado.

www.historiadores.org 

www.estudiospoliticos.mx

www.Twitter.com/@EstudiosMx 

MAS DEL AUTOR

ULTIMOS ARTÍCULOS