OpenA
Asesoría Legal

Derecho a ser puesto a disposición de manera inmediata

Asesoría Legal

Derecho a ser puesto a disposición de manera inmediata

Existen diversos motivos por los cuales una autoridad puede detener a un ciudadano, entre ellas la comisión de un delito, una infracción administrativa, el cumplimiento de una orden judicial, entre otras. Es importante destacar que en cualquier detención la autoridad está obligada a poner a disposición de manera inmediata y sin dilación alguna ante la autoridad competente –ya sea ministerial, judicial o administrativa– al detenido a fin de que se deslinde cualquier responsabilidad.

El derecho de ser puesto a disposición sin demora se encuentra consagrado en el artículo 16 quinto párrafo de nuestra Constitución Política federal, al momento en que señala que cualquier persona puede detener al indiciado en el momento en que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad más cercana y ésta con la misma prontitud a la del Ministerio Público. Dicho derecho también ha sido objeto de múltiples pronunciamientos por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los tribunales colegiados. 

Dicho lo anterior, pongamos en contexto el siguiente ejemplo, Juan es detenido en flagrancia (al momento) por elementos de la policía, ello por considerar que Juan se encontraba cometiendo un hecho con apariencia de delito. Con motivo de la detención de Juan, los policías se trasladan a las instalaciones de la Fiscalía, lo anterior a fin de poner a disposición a Juan ante el Ministerio Público. Los policías antes de poner a disposición a Juan ante el Ministerio Público comienzan a elaborar en las mismas instalaciones de la fiscalía su informe policial homologado (IPH) en donde narran los motivos y pormenores de la detención de Juan. Una vez terminado el "IPH" los policías ponen a disposición a Juan ante el Ministerio Público, quien les recibe al detenido y el "IPH" correspondiente.

Del ejemplo señalado en supra líneas surge la interrogante: ¿Existió por parte de los policías una violación al derecho de Juan de ser puesto a disposición de manera inmediata y sin dilación alguna al momento de ser detenido?

La respuesta a dicho cuestionamiento nos la da la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual al resolver el amparo directo en revisión 5661/2019, en el que estableció que el derecho a ser puesto a disposición del Ministerio Público sin demora se ve transgredido cuando se considera que la dilación en la puesta a disposición del policía está justificada porque debe rendir su parte informativo.

En lo resuelto en el precedente obligatorio citado, se determinó que bajo ninguna interpretación procede establecer excepciones o matices al derecho a ser puesto a disposición del Ministerio Público sin demora que se traduzcan en una afectación mayor a la libertad personal autorizada constitucionalmente.

Reitera la Primera Sala en su ejecutoria que las dilaciones en la puesta a disposición sólo pueden justificarse por motivos razonables que tengan origen en impedimentos fácticos reales y comprobables, así como que sean compatibles con las facultades estrictamente concedidas a las autoridades. Este derecho, al tener lugar ante la injerencia en el diverso derecho a la libertad de las personas, debe circunscribirse a la literalidad del artículo 16 constitucional, en el que no se hace distinción con motivo de alguna calidad cualitativa de las personas detenidas, sino que se erige como una medida proteccionista de tutela general.

En ese sentido, toda persona detenida por la comisión de un hecho delictivo, sin excusa alguna debe ser puesta a disposición de la autoridad ministerial sin dilación alguna, señalándose que la elaboración de un parte informativo no es una justificación razonable para demorar en la puesta a disposición.

Sin duda, aun y que la Primera Sala haya resuelto un asunto en donde el involucrado; es decir, el detenido, fue una persona que ostentaba un cargo de policía, ello no constituye ningún impedimento para que dicho criterio sea aplicado a cualquier persona que se vea implicada en una detención, dado que la propia Constitución no distingue, de ahí que una vez más la Suprema Corte a través de sus criterios brinda certeza jurídica a toda la ciudadanía y sobre todo a los que se ven inmiscuidos en una detención.

×