OpenA
Fortaleza ciudadana

Día del Socorrista

Fortaleza ciudadana

Hoy 24 de junio se celebra el día de San Juan y también el día del Socorrista, dentro de esta definición entran los compañeros camilleros, socorristas, técnicos en emergencias médicas, paramédicos, rescatistas en sus diferentes modalidades, ya sea de montaña, acuático o urbano, hoy en día muchos incluidos en los equipos de Protección Civil tanto del estado como de los municipios.

¿Qué se requiere para ser socorrista? Antes que nada se requiere vocación, entendiendo por vocación el llamado de Dios para hacer una actividad específica, pues para esta noble actividad que en muchos casos es honorífica o voluntaria sin retribución económica se requiere de disposición absoluta, entregar tu tiempo para realizar las guardias que sabes cuándo inician pero no cuándo terminan, se ocupa estar dispuesto a dejar la comodidad de estar en casa o en las actividades personales y /o familiares, dejar viajes, fiestas, reuniones de amigos, de compañeros de generación y un sinfín de compromisos para estar atento al llamado de una emergencia.

Cuando se es socorrista y hay llamado de la emergencia sabes a la hora que sales y quién te acompaña, pero en el desarrollo del servicio las condiciones pueden cambiar, desde el traslado a mayor velocidad con el sonido estridente de la sirena, ya sea electrónica o como las que se usaban en mi tiempo de turbina de aire, que te acelera y provoca mucha adrenalina, cada crucero que logras avanzar con el semáforo en rojo es como jugar a la ruleta rusa pues nunca falta quien no va atento, no escucha o simplemente le vale que un vehículo de emergencia acuda con sus señales auditivas pidiendo que le den paso para atender el llamado. Llegar al área de la emergencia tiene sus variables, desde líquidos derramados en el pavimento que provocan unos resbalones que con facilidad puede haber más lesionados en quienes acuden al servicio, también con frecuencia se encuentran con fugas de gas o sustancias peligrosas, lo que obliga a pedir refuerzos con las herramientas adecuadas. Un riesgo presente en los accidentes de vehículos es cuando hacen contacto con instalaciones eléctricas, ya sea que tumban postes o sólo cables y si además hacen contacto con la parte metálica del propio vehículo, son factores que complican enormemente el riesgo para la victima pero también para quien va al auxilio. En los casos de incendios en viviendas, cuando entran los primeros respondientes muchas veces es a cuerpo limpio sin usar los chaquetones de Bombero, así que el riesgo de brasas o chispas en la propia ropa los hace vulnerables, así como a la sorpresa de una explosión. En rescates acuáticos, enfrentar las corrientes de agua con la furia de los huracanes siempre es de mucho peligro y en la historia del socorrismo en nuestro estado hemos perdido a importantes elementos que tomaron el riego para ayudar a víctimas y ellos mismos se convirtieron en víctimas de falta de equipo o condiciones apropiadas; para ellos mi reconocimiento y recuerdo a su memoria, hombres valientes que cambiaron su vida para atender una emergencia. 

Espero que las nuevas autoridades se involucren, conozcan los desafíos que enfrenta el personal de rescate de las diferentes instituciones y le inviertan a generar mejores condiciones de trabajo, capacitación herramientas, equipo, pero sobre todo dignificar los ingresos de estos amigos dispuestos a todo a cambio de muy poco. Quiero ver cambios en el trato de las autoridades a este importante sector tan necesario como incomprendido, feliz Día del Socorrista. 

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter @luisgfortaleza

Instagram @fortalezaciudadana 

Fb. Fortaleza Ciudadana compromiso por la seguridad

Fb. Luis Gerardo Treviño Garcia

×