OpenA
Nutrición con propósito

Día Mundial de la Fibromialgia

Nutrición con propósito

Como cada 12 de mayo, la OMS conmemora el Día Mundial de la Fibromialgia, una compleja condición de dolor crónico que afecta hasta a un 6% de la población mundial.

La fibromialgia es un trastorno multifactorial caracterizado por dolor musculo esquelético generalizado, acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. 

Afecta principalmente a mujeres, la edad promedio es los 50 años y aumenta la predisposición conforme aumenta la edad. Muchas personas con fibromialgia también tienen dolores de cabeza tensionales, rigidez matutina, síndrome de intestino irritable, ansiedad y depresión, impactando profundamente la calidad de vida.

La alimentación es una potente herramienta de salud por eso es muy importante llevar una dieta antiinflamatoria evitando ciertos alimentos que van a generar inflamación y otros tantos que son precursores del dolor.

-Gluten: Es una combinación de dos proteínas que se encuentran en el trigo, la cebada y el centeno. Su función es dar una textura esponjosa y elástica y se utiliza como aditivo en un sin número de productos. Esta proteína no puede descomponerse de forma adecuada, lo que genera irritación.

-Lácteos:En la fibromialgia existe un 5% más de susceptibilidad de alergias e intolerancias entre la más importantes es la intolerancia a la lactosa.

-Soya: La soya es naturalmente resistente a las enzimas digestivas producidas por el páncreas.

-Bebidas alcohólicas: La ginebra, el vodka y la cerveza son bebidas destiladas a partir de granos que contienen gluten.

-Carnes rojas: Las carnes de cerdo y de res poseen un alto contenido de grasas saturadas, los cuales son altamente inflamatorias.

-Chocolate y café: Estas sustancias contienen metilxantinas. Esto puede provocar ansiedad, falta de sueño y palpitaciones cardíacas.

-Solanáceas: Grupo de alimentos compuesto por jitomate, papa, pimiento morrón, pimienta cayena, paprika, berenjena y tomate verde. Estos alimentos contienen alcaloides que pueden causar una inflamación generalizada.

-Cacahuates: La mayoría de los cacahuates tienen toxinas de moho conocidas como aflatoxinas. Estas dañan el hígado cuando no se desintoxica adecuadamente.

-Azúcar: Cuando la sangre presenta aumento en la concentración de azúcar, esta puede pegarse a la hemoglobina y las células inmunitarias dejan de reconocerla como normal.

-Edulcorantes y glutamato monosodico: Interfieren directamente con los receptores del dolor.

En los últimos años creció la aceptación a nivel mundial de que la fibromialgia es una enfermedad, lo que permitió que se produzcan grandes avances en la comprensión de sus mecanismos. Por tanto resulta importante entender que es una enfermedad que requiere una buena asociación entre el paciente y el equipo de salud para lograr el mejor resultado.

Que este 12 de mayo podamos concienciar y poner atención en la lucha para mejorar la calidad de vida de las personas con Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.

×