OpenA
Pensando en la gente

DIF Nuevo León: sumido en el escándalo

Pensando en la gente

DIF Nuevo León: sumido en el escándalo

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Nuevo León (DIF) es la institución más noble y sensible del gobierno estatal. Es la dependencia que atiende a los sectores más vulnerables de la comunidad, por lo tanto, es el rostro humano y la mano extendida de Nuevo León. Lamentablemente, durante la administración de Samuel Alejandro García Sepúlveda el DIF ha estado envuelto en situaciones que han causado indignación y que contravienen su misión social. Las únicas noticias que ha generado recientemente van desde la utilización de sus menores para fines mediáticos del gobernador y su esposa, hasta el lamentable fallecimiento del adolescente Ángel Manuel Moreno, ocurrido la madrugada del 9 de febrero; nos detendremos en este caso que está causado conmoción en la sociedad nuevoleonesa.

Ángel Manuel estaba en el Centro Fabriles del DIF, tenía 14 años de edad, de acuerdo con un comunicado del gobierno estatal, el menor presentaba los siguientes padecimientos: ‘’Trastorno de déficit de atención con hiperactividad, síntomas de estrés postraumático, trastorno depresivo persistente, discapacidad intelectual y crisis epiléptica’’. Mas allá de los adjetivos clínicos con que quisieron encasillarlo, era un ser humano indefenso, con falta de amor y requería mucha atención.

Sobre las causas del deceso existen versiones encontradas: 

a) Por ‘’malestares estomacales’’. Señaló en un principio el gobierno de Nuevo León en su plataforma de Twitter. 

b) ‘’Durante su valoración el paciente presenta datos de descompensación hemodinámica, con posterior alteración del estado de alerta y deterioro clínico, evidenciándose estado de choque, presentando paro cardiorrespiratorio que requirió maniobras de reanimación avanzada, las cuales se dan sin respuesta’’. Argumento dado a conocer en un comunicado oficial por la autoridad estatal. 

c) El menor estuvo en la riña que se suscitó en el DIF en noviembre del año pasado, donde por falta de atención y cuidado falleció, trascendió en las redes sociales.  

Si la pareja que gobierna desde Palacio de Cantera está obsesionada en hacer pública sus actividades: ¿Por qué callaron durante ocho días el fallecimiento de Ángel Manuel? Después de las filtraciones que se realizaron en varios medios, fueron obligados a dar esta lamentable noticia ¿Qué querían ocultar? 

El gobierno después de verse presionado, comentó que ese 9 de febrero se solicitó una valoración urgente a paramédicos de EMME, donde se basan para justificar sus argumentos con el dictamen emitido por esa empresa ¿Desde cuándo un paramédico es un especialista para dar un dictamen forense? Solamente pasaron 48 horas y decidieron incinerar su cuerpo ¿Por qué no hicieron una autopsia previa antes de tomar esta decisión? ¿Había alguna evidencia que deseaban borrar del cuerpo del menor?

Ahora nos informan que la Fiscalía General del Estado se está haciendo cargo de la investigación, para determinar las causas de la muerte y deslindar responsabilidades, pero con la poca efectividad que ha mostrado, lo más probable es que sea otro caso no resuelto por falta de pruebas y la apuesta será que pase el tiempo y se olvide este lamentable caso.

Urge que el DIF estatal supervise y mejore sus protocolos de emergencia, además de garantizar que el personal tenga el perfil idóneo para trabajar con menores violentados. Se deben evitar más violaciones graves a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes que están bajo su responsabilidad.

En conclusión, el DIF no puede ser un nido de escándalos por culpa de la irresponsabilidad y falta de profesionalismo de su personal, por lo cual me sumo al sentimiento de los ciudadanos que exigimos justicia y que se lleve a cabo una investigación hasta las últimas consecuencias y que los directivos sean destituidos.

×