OpenA
Carrera por el Imperio

Diplomacia coercitiva, metaverso laboral y endemia 2022

Carrera por el Imperio

Diplomacia coercitiva, metaverso laboral y endemia 2022

Entre los escenarios para el año 2022, distintos analistas destacan la continuidad de la pandemia y sus múltiples efectos, que abarcan desde la economía hasta conductas sociales. Se presupone además la prolongación de conflictos ya existentes entre países del año anterior.

Mi análisis y prospectiva: Entre los distintos aspectos que influenciarán significativamente la geopolítica, economía y sociedad en 2022, destaco al menos cinco tendencias. La relación entre EUA y China se distinguirá por una constante dualidad de rivalidad en la mayoría de temas, incluidos los económicos, militares y tecnológicos, mas al mismo tiempo surgirán esquemas de cooperación por conveniencia, en aspectos como el comercio, proyectos globales sustentables, y avances en energías renovables.

El principal conflicto potencial latente entre EUA y China seguirá siendo la definición del estatus de Taiwán como independiente o como provincia rebelde de China. A su vez, Rusia incrementará su amenaza por invadir Ucrania, ya sea para efectivamente intentar su control o anexo, o para negociar y desincentivar la expansión de la OTAN en su área de influencia geográfica. Como resultado, China y Rusia obligarán a EUA y aliados a estar constantemente pendientes y cercanos a ambas zonas de posible conflicto, por ende, se espera un año de diplomacia coercitiva con énfasis militar entre estas potencias.

Con respecto al Covid-19, las vacunas de refuerzo en países desarrollados retrasarán aún más la disponibilidad de las primeras vacunas en países en desarrollo, por lo tanto, si la vacuna continúa combatiendo efectivamente el virus y las mutaciones no superan la resiliencia de anticuerpos en la población vacunada, existe una alta probabilidad que en 2022 la pandemia se convierta en una endemia, concentrada en economías emergentes y en desarrollo, donde las tasas de vacunación son menores.

A su vez, las nuevas olas asincrónicas someten nuevamente a reflexión la obligatoriedad del trabajo presencial y el contacto social. Independientemente de la gravedad de las variantes, el riesgo que conlleva el constante contacto en oficinas y lo que implican las cuarentenas de empleados contagiados, disminuyen la probabilidad de impulsar el regreso masivo y permanente de las labores que se pueden realizar a distancia.

Por lo anterior, este año el mayor interés de desarrollos tecnológicos se concentrará en la realidad virtual y el metaverso, que avanzará más rápido que otras tecnologías existentes, como la realidad aumentada. Las grandes empresas de tecnología buscarán de manera acelerada convertirse en el estándar y en crear los “espacios” digitales más populares y concurridos por los usuarios. Es decir, uno de los principales detonadores de avance de dichas tecnologías será el trabajo a distancia, ya que los protocolos y estándares están aún en definición, y aunque el esquema híbrido se vislumbra como una óptima combinación, diversas empresas de tecnología desarrollarán y ofrecerán lo más pronto posible “oficinas virtuales” en el metaverso para que las compañías lo implementen con sus empleados, con el objetivo de evolucionar el trabajo y contacto virtuales, a la vez que se disminuye el riesgo de contagios.

Por último, en 2022 las grandes empresas de tecnología continuarán consolidándose como un polo de poder. Esto implicará mayor regulación por parte de los gobiernos. La desinformación, privacidad, y límites de la inteligencia artificial estarán entre los temas controversiales; sin embargo, es probable que la pronta regulación de criptomonedas tenga prioridad sobre otros temas, ya que implica una amenaza inmediata para los bancos centrales y la política monetaria de los gobiernos.

×