OpenA
Opinión

Diputados de pacotilla

Opinión

Diputados de pacotilla

La Constitución Política del Estado de Nuevo León en su artículo 63 establece las atribuciones de los diputados locales. Son más de 50 lineamientos, siendo las funciones primordiales las relacionadas con dictar y aprobar leyes, decretar las contribuciones necesarias para el funcionamiento de la administración estatal, aprobar el presupuesto anual, fiscalizar el gasto público, designar algunos funcionarios, pero, sobre todo, defender los derechos de la ciudadanía –a la cual representan–, así como buscar soluciones a los problemas de su distrito. 

Sin embargo, la realidad nos muestra que el Congreso del estado cada día que pasa se aleja de las necesidades reales de la gente, ya que está secuestrado por una cúpula partidista que lo único que hace es velar por sus intereses, veamos a continuación.

La lealtad, por no decir sumisión, de los diputados locales sólo está comprometida con sus líderes partidistas, un reducido grupo de políticos que monopolizan el funcionamiento del PAN, PRI y MC, ellos son los que designan candidatos, por lo tanto, consideran que a ellos les deben el cargo público, de tal manera que su futuro político esta ligado al capricho de las cúpulas partidistas, no quedándoles más opción que obedecer ciegamente y callar sus inconformidades para no perder el beneplácito de sus jefes, mencionaré solamente tres casos:

1. En marzo de este año, el Consejo de Administración de Agua y Drenaje votó el incremento del costo del agua y el representante del Congreso, en lugar de oponerse, se abstuvo de votar y cuando se propuso crear una nueva tarifa denominada "ecológica" –una excusa para incrementar el recibo– votó a favor; o sea, los diputados locales en público manifiestan que están en contra del aumento, pero en privado votan a favor. ¿Más descaro? ¡Imposible!

2. Cuando la gente está distraída por las fiestas decembrinas y el año nuevo, aprovechan la euforia colectiva para incrementar los impuestos, principalmente los prediales; en esta insensible acción me ha tocado escuchar la misma cantaleta tanto de diputados del PAN como de MC: que no es un aumento, es una actualización catastral. ¿Cómo? Para justificar cada año el aumento del predial dicen que es una "actualización", ¿a quién quieren engañar? Esta es una de las mentiras que tienen que decir, es la actuación que deben de realizar en público para no perder la "bendición" de su jefe.

3. Esta semana acaba de aumentar de nuevo el Metro y para noviembre la tarifa costará $6 pesos. Cuando se anunciaron los aumentos al transporte publico el Congreso local no manifestó ninguna inconformidad, los legisladores se hicieron de la vista gorda. Pero cuando se difundió la noticia de que se estaba investigando por presunto enriquecimiento inexplicable a dos de los caciques del PAN, de inmediato los diputados albiazules sacaron su enojo e inconformidad por los aumentos al Metro y montaron un sainete en una terminal. ¡Qué hipócritas y qué ridículos!

Un congreso humanista se hubiera opuesto al alza de impuestos y del transporte público, por transgredir la economía familiar, y hubiera apoyado el combate a la corrupción aún tratándose de sus correligionarios, pero estos legisladores de pacotilla que ignoran los preceptos constitucionales solamente saben obedecer la voluntad de sus patrones. Se les olvida que fue la ciudadanía la que votó por ellos y que su dieta, bastante generosa, por cierto, se paga con los impuestos de los ciudadanos.  

En conclusión, las personas que determinan qué y cómo votar no están en el Congreso, están cómodamente en sus oficinas, poniéndose de acuerdo en lo oscurito para dirigir el rumbo del Poder Legislativo y para eso tienen a sus corifeos parlamentarios. 

Nuevo León requiere que las y los legisladores actúen con legalidad, honradez, lealtad e imparcialidad, mirando en todo momento por lo más importante: la gente.

×