Egos incontrolables


“El ego es la mayor de las mentiras, que hemos aceptado como verdad”.- Osho.

Zinedine Zidane fue presentado nuevamente como director técnico (DT) del flamante equipo blanco, el Real Madrid, el Tricampeón de la Champions League, que está inmerso en una inmensa crisis, con sólo la misión imposible de tratar de rescatar una Liga que prácticamente esta entregada al Barcelona... Zidane llega a ‘enderezar’ el caótico rumbo merengue.

Pero lo irónico del asunto es... ¿cómo puede ser que un DT que estaba en el equipo, que fue multicampeón, haya salido para ser regresado a su puesto apenas unos meses después?, y más aún, que sea regresado a su puesto como el que va a ‘salvar’ a un equipo que medio navega en aguas con dirección a naufragar.

La respuesta es muy simple, directiva, Florentino en este caso, esos hombres de pantalón largo que en ocasiones se dejan llevar más por un billete verde que por un logro deportivo, a esos que los consume la avaricia, pero sobre todo los consume el EGO... sí, ese mismo que los hace creer que su decisión es todo poderosa y que no fallarán, para después regresar a lo que nunca se debió de haber ido.

Y si eso pasa en Europa, nuestra liga come, respira y bebe de esto día con día, torneo con torneo, el EGO de las dirigencias, hace que los equipos se vayan a un hoyo sin fondo, que la afición se divorcie del equipo, y que los jugadores que sienten los colores salgan a veces por la puerta de atrás.

Como dicen: ‘En todos lados se cuecen habas’.

INVICTO EN PELIGRO

Volviendo a este lado del mundo, este sábado Rayados se enfrenta a unos Xolos que traen una ‘brava’ inercia, si a esto agregamos otros factores como la cancha sintética, el trajín de partidos de Rayados y una segura rotación, en la frontera La Pandilla enfrentará una dura prueba que hace pensar que el único invicto puede caer en la Jornada 11.

Si sucede, no debe pasar nada con Rayados, aunque a como están las aguas en estos momentos, una derrota el sábado puede meter una presión innecesaria al equipo.

Antes, Rayados se debe parar en el majestuoso Mercedes Benz Stadium para finiquitar una asignatura que parece concluida... pero esto es futbol y ya sabemos que en este deporte... ¡NADA ESTA ESCRITO!


Sigue leyendo...
Volver arriba