OpenA
Ecología Regia

El ideario de Toledo y el del ‘Unabomber’

Ecología Regia

Víctor Toledo, titular de Semarnat, en su afán de defender sus propias creencias políticas, justificar las incoherencias del presidente y evitar la confrontación con sus colegas secretarios vive una encrucijada.

Sabemos que la agenda ambiental no es prioritaria en esta administración pública. Toledo rara vez es invitado a las conferencias mañaneras del Presidente y cuando ha asistido lo han corregido públicamente. Es probable que en las reuniones de gabinete cualquier intento de debate que quisiera tener con funcionarios como Nahle, Bartlett, Herrera o Jiménez Espriú le terminaría representando un riesgo a Toledo de ser humillado o reprendido por sus superiores.

Y si no puede osar levantar la voz con sus pares, menos osaría intentar advertir al presidente su opinión sobre ciertos proyectos prioritarios del gobierno federal.

Es por ello que en sus escritos cae en contradicciones, como cuando plantea que el cambio climático es ya una realidad, o que el Estado pronto no podrá garantizar el bienestar de su población si sigue basando la economía en el petróleo, pero luego afirma que “el petróleo es un recurso fundamental en la actualidad” y que es un “habilitador de la transición energética”.

Ese intento por justificar lo imposible, de doblegarse ante las demás dependencias y de, tristemente, ver la agenda ambiental terminar venirse abajo es el precio que quizá Toledo está dispuesto a pagar por ver cumplir sus ideales político-económicos.

En efecto, ya en anteriores ocasiones hemos señalado como el secretario no pierde oportunidad para proyectar su aversión por el sistema neoliberal. Tal fue el caso del documento oficial Transiciones Ambientales de la Cuarta Transformación publicado el mes pasado, en el cual Toledo escribió como primera oración: “la emergencia del nuevo coronavirus permite demostrar el fracaso del neoliberalismo”.

Ahora, en su último editorial, el secretario afirmó que el país que dejó tres décadas de neoliberalismo consiste entre otras cosas de una sociedad injusta, devastada, fracturada, enferma y con un entorno natural y ambiental deplorable. 

 Llama la atención que los textos del secretario tengan una peligrosa similitud a las ideas en el manifiesto La sociedad industrial y su futuro de Ted Kaczynski y que dicen: “La Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana… ha desestabilizado la sociedad, ha hecho la vida imposible, ha sometido a los seres humanos a indignidades, ha conducido a extender el sufrimiento psicológico y ha infligido un daño severo en el mundo natural”. 

Son peligrosas ya que Ted Kaczynski, mejor conocido como “El Unabomber”, fue un terrorista estadounidense quien, a lo largo de 17 años, cometió una serie de actos terroristas en EUA, enviando bombas por correo a diversos sitios. Todavía al día de hoy su investigación y captura ha sido la que más tiempo ha tomado al FBI.

Como muchos otros a lo largo de la historia, Kaczynski fue una persona brillante que desaprovechó su inteligencia para el mal. Que al no ver que sus ideas hechas realidad, cayó en la frustración y luego en la locura. Ojalá que la mente de Toledo pudiera emplearla para un buen uso. 

Debe darse cuenta de que difícilmente desde la Semarnat podrá hacer algo para erradicar una corriente económica de un sistema político. Pero puede hacer otras cosas en cambio, por ejemplo: velar por el buen funcionamiento de la dependencia a su cargo.

más del autor
×