OpenA
Pensando en la gente

El Metro debe ampliarse hacia García y Juárez

Pensando en la gente

El Metro debe ampliarse hacia García y Juárez

El área metropolitana de Monterrey lleva mucho tiempo enfrentando problemas de movilidad. Con el propósito de solucionar la demanda de transporte público, el 9 de noviembre de 1987, el gobierno de Nuevo León decretó la creación del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey para que realizara las acciones necesarias de construir, operar, administrar y mantener el servicio público del transporte. 

Actualmente el sistema está integrado por tres líneas, 32 estaciones, con una longitud de 40 kilómetros y transporta un promedio mensual de 15 millones de pasajeros. La Línea 1 comprende 18.82 kilómetros, 19 estaciones, inaugurada el 25 de abril de 1991. La Línea 2 funciona desde el 30 de noviembre de 1994, abarca 13.75 kilómetros con 13 estaciones. La Línea 3 se puso en marcha el 27 febrero de 2020, con 7.5 kilómetros y 9 estaciones. 

Durante tres décadas el metro ha crecido lentamente, muy por debajo de las necesidades de movilidad de los habitantes del área metropolitana. Por eso es importante que la actual administración que encabeza Samuel García incremente las líneas de este sistema, pero se requiere que dicha obra pública se realice pensando en el beneficio social, esto es, que resuelva las necesidades de transporte de miles de personas que habitan en los municipios de García y Juárez, quienes no disponen de coche propio y destinan parte considerable de su ingreso y de su tiempo en trasladarse de su casa al trabajo. No es posible que se proyecte conectar sectores donde la población privilegia el automóvil como medio de transporte y se posterge a los que realmente necesitan un transporte público barato y eficiente. 

El pasado 19 de noviembre, el gobernador anunció la construcción de las líneas 4 y 5 del Metro, contempladas para iniciar en julio de 2022 y concluir durante su sexenio. Al respecto, tenemos las siguientes consideraciones: 

1. Se están proponiendo dos ramales, uno hacia Santa Catarina y otro hacia Mederos. El “pequeño detalle” es que casi el 70% de la población que vive hacia el sur de la ciudad se transporta en vehículo propio, y no es factible que cambie su forma de traslado. ¿Cómo es posible que estos políticos no sepan esto? Seguramente se debe a que ellos conocen la realidad por el celular y les falta contacto con la ciudadanía, andar en la calle y ver de cerca a la gente de a pie. Construir dos rutas con escaso beneficio social es únicamente para ‘’llenar’’ egos personales, para decir que en este sexenio se realizaron más líneas que en toda la historia del Metro.  

2. Para que se pueda maximizar el beneficio y que los recursos invertidos verdaderamente les sirvan a los nuevoleoneses se deben proyectar rutas hacia los municipios metropolitanos de García y/o Juárez, ya que la mayor parte de su población literalmente vive en el camión y sólo van a dormir a sus casas. ¿En qué consiste esto? La gente que vive en García, por ejemplo, se tiene que levantar a las 04:00 a.m. para llegar a la 9:00 a.m. al trabajo, porque el camión se tarda 2 horas en pasar, siempre y cuando no vaya lleno porque entonces ya no sube pasaje, me consta porque yo lo he vivido. Y cuando tienen la fortuna en tomarlo, se tarda 2 horas en llegar al Centro de Monterrey porque siempre es hora pico, de regreso es el mismo suplicio. Con el metro los usuarios se ahorrarían hasta 6 horas al día, tiempo que pueden disfrutar con su familia; con esta acción tendrían una vida digna, de la que carecen actualmente. Los mismos beneficios tendrían los habitantes de Juárez con Cadereyta, en donde hay más de  600,000 nuevoleoneses 

3. En relación a los ramales que planea construir la actual administración, tengo una contrapropuesta: 

a) Propuesta: Línea 4 Santa Catarina–Monterrey, de  10.7 kilómetros y con impacto para 306,000 habitantes y la Línea 5 Mederos–Monterrey, de 8.5 kilómetros para beneficio de 313,000 habitantes.

b) Contrapropuesta: Línea 4 García–Monterrey, de 25 kilómetros para atender a 400,000 habitantes y  Línea 5 Expo Guadalupe–Juárez, de 18 kilómetros para uso de 600,000 habitantes. Esta es la solución que están esperando miles de nuevoleoneses que a diario viven un martirio para movilizarse en el área metropolitana. La pérdida de tiempo y dinero termina por mermar su calidad de vida. Ya es hora de que las autoridades cumplan con su obligación de pensar y actuar en beneficio de la gente.

4. El gobierno pretende construir 18 kilómetros, los mismos que se realizaron hace 30 años durante el sexenio de Jorge Treviño Martínez, obra que tardó 3 años en concluirse. ¿Por qué Samuel García pretende tardarse el doble de tiempo? Incluso, en el gobierno de Sócrates Rizzo García cuando construyó la Línea 2, que tuvo una longitud de más de 5 kilómetros y fue subterránea, con la finalidad de tener un mayor impacto social, lo que implicaba mayor tiempo en la construcción, la obra solamente se tardó 21 meses; en el sexenio de José Natividad González Parás se realizó la ampliación de la Línea 2 hasta Escobedo, con una longitud de 8.5 kilómetros y su conclusión duro dos años. No entiendo, ¿por qué el actual gobierno se quiere tardar todo el sexenio?, si los anteriores lo hicieron en un corto plazo. 

En conclusión, para multiplicar el beneficio social de una obra pública de estas dimensiones se debe de ampliar el Metro hacia García y/o hacia Juárez, que es donde 

realmente urge.

×