OpenA
El Futurista

El peligro de la comercialización de robots asesinos

El Futurista

El peligro de la comercialización de los robots asesinos

¿Qué consecuencias viviríamos en el mundo si se empezaran a ofrecer de manera comercial robots asesinos autónomos? La compra no sería exclusiva de los ejércitos, sino que cualquier persona podría adquirirlos.

Esto lo advierte Max Tegmark, investigador de inteligencia artificial y armas del Massachusetts Institute of Technology (MIT), él afirma que este tipo de robots ya forman parte del ejército americano, y menciona que pronto podrían estar en manos de civiles ya que se pretenden vender de manera comercial.

Estos son auténticos terminators que buscan eliminar personas con la ayuda de la inteligencia artificial y reconocimiento facial, entre otras tecnologías. Existen robots de varios tipos: perro guardián, con llantas para todo terreno e incluso drones de todos los tamaños. La característica más importante es que ninguno es controlado por un humano, son programados y autónomos.

Algunos de estos robots, según Max Tegmark, como nos muestra en una película hecha por él, llamada Slaughter Bots, son del tamaño de un ratón, baratos, livianos, vuelan como insectos, contienen explosivos en su interior y van dirigidos a las cabezas de sus víctimas para explotar en ellas.

Pone el ejemplo de algún político que tenga muchos guardaespaldas, estos drones pueden volar en frente de la ventana de su dormitorio y acabar con él mientras duerme, muy pronto las personas que quieran acabar con alguien por cualquier motivo podrían hacerlo.

El investigador mismo previene sobre la venta comercial de estas armas, mencionando que, si llegan a ser vendidas a los cárteles de la droga, podría desatarse un futuro aterrador e imprevisible.

Por su parte, Paul Scharre, director del Programa de Tecnología y Seguridad Nacional del Center for a New American Security, menciona que el video de Max Tegmark es exagerado y parece como si estuviera creado por los defensores de la prohibición de las armas.

El problema de prohibir estas armas, según Scharre, es que ya están siendo usadas por terroristas y naciones islámicas de manera ilegal.

Además, Scharre menciona que esta tecnología ya está tan presente en el mundo real que no puede detenerse, por lo que prohibirlas sería un error.

Las Naciones Unidas publicó un reporte en marzo de 2020, donde menciona que drones autónomos asesinos sin operadores humanos se utilizaron en un enfrentamiento entre facciones militares libias.

La misma fuente señala que Israel utilizó un rifle francotirador robótico asistido por inteligencia artificial para asesinar a un científico nuclear iraní el año pasado.

La ONU realizó un debate del 13 al 17 de diciembre de 2021, para la regulación de estos robots sin llegar a una conclusión.

Clare Conboy, activista de la coalición Stop Killer Robots dijo a Reuters que "el ritmo de la tecnología realmente está comenzando a superar el ritmo de las conversaciones diplomáticas".

Por otra parte, tanto Estados Unidos como Rusia y China señalaron que están en contra de una prohibición global de estas armas.

Ahora que conoces los pros y los contras de los robots asesinos, ¿Estás de acuerdo que se vendan de manera comercial como menciona Paul Scharre, o en la prohibición total de estos como menciona Max Tegmark? Y si es así, ¿qué pasaría si estas armas llegan a México?

más del autor
×