Opinión

Opinión|El pesimismo vuelve a los mercados

Opinión

El pesimismo vuelve a los mercados

La renta variable reanudó su caída la semana pasada, con el S&P 500 cayendo un 2.2% en medio de preocupaciones resurgentes sobre el ritmo de endurecimiento del banco central y preocupaciones de que la inflación elevada erosionará aún más el gasto de los consumidores. 

La caída dejó al S&P 500 al cierre de junio con una caída de 20.6%, la peor primera mitad del año desde 1970. El índice MSCI All Country World también cayó un 2.2 % durante la semana, dejándolo con una corrección de 20.9 % para la primera mitad del año. La renta variable estadounidense recuperó parte del terreno perdido el viernes, con el S&P 500 cerrando con incremento de 1.1 por ciento.

Los comentarios agresivos de los principales banqueros centrales que asistieron al Foro del BCE sobre Banca Central contribuyeron al tono pesimista en los mercados de valores. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, advirtió que no 'pensaba que íbamos a volver a ese entorno de baja inflación', mientras que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que restaurar la estabilidad de precios 'probablemente implicaría algo de dolor'. El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, dijo que Covid-19 había dejado un 'legado estructural', con el potencial de una reducción del empleo y un mayor riesgo de aumentos salariales.

La tendencia hacia una política más agresiva del banco central en gran parte del mundo fue subrayada por un aumento de 50 puntos básicos el jueves por parte del Riksbank de Suecia, su mayor movimiento en más de dos décadas.

Los datos de Estados Unidos se sumaron a las preocupaciones sobre el impacto de la inflación elevada en el crecimiento económico. La encuesta manufacturera ISM de junio cayó a 53, la lectura más débil desde junio de 2020. Si bien todavía estaba por encima del nivel de 50 que separa la expansión de la contracción, cayó considerablemente desde 56.1 en mayo y por debajo del nivel esperado por los economistas. La encuesta también señaló una contracción en los nuevos pedidos por primera vez en dos años. Esta lectura débil contribuyó a un mayor debilitamiento en el rastreador GDPNow de la Fed de Atlanta, una estimación continua del crecimiento del PIB real basada en los datos económicos disponibles, que apuntaba a una disminución del 2.1% en la producción en el segundo trimestre.

Las expectativas de desaceleración del crecimiento económico de Estados Unidos se reflejaron en una caída de aproximadamente 20 puntos básicos en el rendimiento del Tesoro de Estados Unidos a 10 años durante la semana hasta el 2.9 por ciento.

Las tensiones geopolíticas también siguen siendo elevadas. El gobierno del Reino Unido reveló planes para elevar el gasto en defensa al 2.5% del PIB para fines de la década en respuesta a la invasión rusa de Ucrania, por encima del umbral del 2% que la alianza de la OTAN solicita a sus miembros. A principios de semana, la OTAN anunció que Finlandia y Suecia se habían acercado un paso más a la membresía.

 ¿Qué espero?

Es probable que los mercados en la segunda mitad del año sigan siendo volátiles y operen basados en esperanzas y temores sobre el crecimiento económico y la inflación. Si bien el repunte del 6.5% en el S&P 500 la semana anterior a la semana pasada reflejó la esperanza de que se lograra un aterrizaje suave, la volatilidad de la semana pasada refleja comentarios y datos que indican una mayor probabilidad de una caída más profunda de la actividad económica.

Es poco probable que se produzca una mejora más duradera en la confianza del mercado hasta que los mercados vean pruebas más convincentes de que se puede volver a controlar la inflación, lo que permitirá a los bancos centrales pausar o detener las subidas de tipos.

La principal medida de gasto de consumo personal de Estados Unidos, publicada el jueves, se situó ligeramente por debajo de las expectativas en un 47% interanual. Y la medida subyacente mes a mes se mantuvo estable en 0.3 por ciento. Sin embargo, la tasa general de inflación, que ahora se ha centrado más en la Reserva Federal, se mantuvo estable cerca de los máximos de varios años, en 6.3%. Es probable que se necesite una disminución constante en las lecturas de inflación general y subyacente para tranquilizar a los inversores de que la amenaza de aumentos de precios arraigados está pasando.

 ¿Cómo invertir?

En un contexto de gran incertidumbre, recomiendo a los inversionistas que construyan una cartera que sea resistente en varios escenarios:

Recomiendo inclinar las carteras de renta variable hacia valores defensivos y de calidad, y hacer uso de la volatilidad. Las industrias defensivas son aquellas que producen productos servicios que la gente sigue consumiendo, independientemente de cómo este la economía. Por ejemplo, la gente se seguirá enfermando y acudiendo a farmacias y hospitales. Empresas del sector Salud con buenos números fundamentales pueden ayudar a los inversores a construir portafolios defensivos contra las expectativas de ganancias corporativas más bajas pronosticadas.

Adicionalmente, tenemos que considerar crear posiciones a más largo plazo. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, destacó la semana pasada muchos de los temas que creemos que respaldan la inversión en 'la era de la seguridad'. A raíz de la pandemia y la guerra en curso en Ucrania, dijo, los fabricantes estarían más inclinados a elegir ubicaciones en función de si las naciones eran amigas o enemigas en lugar de solo costo y eficiencia. A largo plazo, creemos que esta tendencia apoyará a las empresas vinculadas a la automatización y la robótica, la eficiencia energética, la ciberseguridad y la seguridad alimentaria.

Este también podría ser un buen momento para considerar la creación de asignaciones a largo plazo para capital privado. Invertir después de las caídas del mercado público se ha asociado históricamente con fuertes rendimientos: el rendimiento anual promedio de los fondos de crecimiento global lanzados un año después de un pico en las acciones globales ha sido del 18.6%, según datos de Cambridge Associates desde 1995.


Etiquetas:
×