OpenA
Libros que suenan

El progreso del amor

Libros que suenan

“Me temo que tu madre se ha ido. Yo sabía que ‘se ha ido’ significaba ‘ha muerto’”. Alice Munro.

Cuando en 2013, el Premio Nobel de Literatura le fue otorgado a la escritora canadiense Alice Munro, el mundo puso los ojos en las maravillosas virtudes del cuento. Lo suyo, lo suyo es el cuento. Y cuando sus relatos se volvieron parte de las lecturas mundiales, no podría pasar desapercibido su libro El progreso del amor. 

El trasfondo de los cuentos de Munro tienen mucha de la idea de pertenecer casi de manera orgánica a un entorno en el cual si se te destroza el corazón tienes que pegar sus piezas sí o sí y continuar. La escritora se propone relatar las historias como si tuviera al frente a su lector cómodamente en una sala de estar, y sólo falta brindar y reír, o llorar. 

Munro genera una conversación extendida entre personajes para ejemplificar lo cotidiano de las relaciones. Sus relatos despliegan contradicciones y reafirmaciones de los personajes. Las voces, los recuerdos de la familia, el movimiento que genera recordar: escribir memorias para vivir. 

En El progreso del amor los once cuentos tienen una estructura secuencial que permite seguir el imaginario de los espacios, te da todo lo posible para sentir desde las voces, la temperatura, el aspecto, los sonidos que componen cada historia. 

Aparece de una u otra forma la figura paterna, la soledad en una casa, en una comunidad. La distancia entre lo familiar y los lugares. Se percibe esa amplitud silenciosa de los paisajes canadienses, como si de brazos nos abriéramos a historias donde cabe de todo, amaneceres y noches, matrimonios sórdidos, inviernos, música de jóvenes o esos hábitos de la tercera edad.

Cuando se llega a afirmar que la literatura se convierte en un retrato de la realidad, incluso en el entendido de la ficción, también se reafirma que el trabajo de creación de las escritoras y escritores se convierte en un ejercicio introspectivo que usa de herramientas, no sólo temas que le inquietan, pero además aquello que viven de primera mano, el referente de lo humano y su espacio vital. El progreso del amor brinda esas porciones de lo vital, del contacto con lo trascendental. 

Munro es un ejemplo de que como escritora echa mano a lo que conoce, a lo que vive, y despierta sensaciones que predestinan ese vasto territorio de la imaginación y sus lenguajes. 

COMO FICHITA

El progreso del amor

Alice Munro

(De bolsillo, RH)

×