Cascos y JerseysMonterrey
Más del autor

Va Rivers a romper hegemonía de Brady

El Super Bowl adelantado... ¡y México lo perdió!


Y no sólo eso, sino que peligran los partidos que la NFL ya había asignado para el país.

Lamentable e injusto para todos los aficionados de este bello deporte

Pero como la vida sigue, hay que esperar que la liga sea noble con los organizadores y perdone sus fallas, para que vuelvan a pensar en México como sede de un juego.

Por lo pronto, mañana lunes se juega una buena versión de Super Bowl de mitad de temporada.

Los Ángeles Rams reciben a los Kansas City Chiefs, ambos equipos con marca de nueve ganados y un perdido, y posicionados como los mejores en sus respectivas conferencias.

El ataque es lo que más los define. 

Por un lado está Kansas City con el joven quarterback de segundo año, Patrick Mahomes, quien suma 31 touchdowns y más de 3,000 yardas.

Mahomes parace ser el sueño de cualquier equipo y no sólo en los números se ve su talento, sino en el temple que ha mostrado en cada partido.

Tan sólo tiene 23 años de edad y no ha completado una campaña, pero se comporta como los jugadores de elite, tranquilo y sereno al momento de lanzar. Eso se ha impregnado en todos los jugadores de Kansas, que ahora vienen por un cierre digno y no pasar por lo de la temporada pasada, que tras un inició prometedor se derrumbaron.

Los Chiefs han anotado al menos 37 puntos en seis partidos, pero los Rams tienen por lo menos 30 en ocho compromisos de la campaña. Se espera una ‘lluvia’ de puntos no vista en recientes temporadas.

Del quarterback de Los Ángeles, Jared Goff, también sólo se piensan en elogios. También suma más de 3,000 yardas y 22 touchdowns. 

En su ataque está arropado Todd Gurley quien corre, atrapa y anota con mucha facilidad. Es un elemento clave en los Rams.

Las defensivas son similares. Los Rams permiten 23 puntos por encuentro y los Chiefs 24. Para ambas será muy interesante cuánto podrán aguantar.

Sin duda será un encuentro imperdible y que pasará a la historia, así como se recordará el gran partido que México dejó escapar.


Sigue leyendo...
Volver arriba