Poder y DineroMonterrey
Más del autor

AMLO, aliado de Trump

Afores, ¡al abordaje, corsarios!

Ya sabemos quién es el ´coyote´ pero no podrán hacerle nada

Emergencia sanitaria: desabasto de medicamentos


La crisis más grave de los últimos tiempos es el desabasto de medicamentos en los hospitales del sector salud del gobierno. A la llegada del nuevo gobierno federal y por decisiones del secretario de Salud, Jorge Alcocer, y del director del IMSS, Germán Martínez, obligaron a toda la maquinaria burocrática a frenar la distribución de medicamentos.

Hospitales del IMSS, SS, ISSSTE así como de Pemex, ISSEMYM, ante la falta de medicamentos en sus farmacias, les piden a los pacientes acudir a cadenas de farmacias como San Pablo, El Fénix, Del Ahorro y muchas más a surtir sus recetas y prometen reembolsos "en poco tiempo". Ese "poco tiempo" implica desde 30 días hasta 120 días, cuatro meses. 

Fui testigo cómo en un Hospital de Pemex, un grupo de personas que habían comprado los medicamentos solicitaron la devolución y, desde enero pasado, no les pagan. Hay medicamentos muy caros que llegan a costar hasta $100,000 pesos. ¿De dónde pueden pagar dichas medicinas? 

Sí, es necesario erradicar la corrupción en el manejo de las medicinas, donde las trampas se daban como "actos cotidianos". Los cochupos entre políticos y distribuidores de medicinas dejaban utilidades espectaculares. 

Ahora pide la administración de Andrés Manuel López Obrador que se realicen compras consolidadas. Incluso están contemplando ir con un solo distribuidor y comprar las medicinas directamente con los laboratorios para eliminar el intermediarismo. Esto, justifican, para utilizar la logística de distribución. La verdad es otra.

El proceso de compras consolidadas para la adquisición de medicamentos e insumos que encabeza la SHCP no avanzó porque buscan mecanismos "novedosos", lo que pone en riesgo el abasto. Ayer se debía dar el anuncio de las prebases de la licitación y se recorrerán hasta pasado el 13 de mayo. 

La Oficialía Mayor de Hacienda, feudo de Carlos Urzúa, asegura que ante un eventual desabasto de algunos medicamentos podrían realizar adjudicaciones directas con Birmex, basada en el Artículo 41 Fracción XII de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Directivos de Birmex presumen que fabricantes le ofrecen condiciones preferenciales porque ha establecido alianzas de representación mercantil. Fuentes de sector salud aseguran que Birmex se alió a Carlos Lomelí Bolaños, empresario jalisciense y propietario de Grupo Lomedic, vinculado a empresas farmacéuticas como Abisalud, Solfrán, Quiropráctica del Bajío y Lo Vending Group. Va a lo seguro, ya que Lomelí es el súper delegado de AMLO en Jalisco. Un empresario que juega doble cachucha: político y distribuidor de medicinas.

Como se aprecia, la política anticorrupción de López Obrador se ve obstaculizada por intereses de sus empleados de confianza. El negocio de la salud es extremadamente redituable.

Pero la pregunta es: ¿cuándo se restablecerá la distribución de medicamentos en el sector salud del gobierno? No es posible que por la voracidad política y financiera muera algún mexicano por falta de dinero para pagar medicamentos y esperar a que les reintegre el gobierno lo que gastaron. Es inaudito.

PODEROSOS CABALLEROS: Quintana Roo, a través de Cancún y la Riviera Maya, son la fuente más importante de ingresos de divisas por concepto de turismo. Mas de $600 millones de dólares anuales recibió la entidad gobernada por Carlos Joaquín durante el año pasado. Pero el arribo de turistas está amenazado por una lacra que proviene del cambio climático. Se trata de miles de toneladas de Sargazo, un alga que, al contacto con el aire por varios minutos, muere y genera malolientes gases tóxicos que son repugnantes. Los gobiernos federal y estatal ven la amenaza con efectos devastadores este año. Y con fuerte impacto en la captación de divisas. Muchos jóvenes, los llamados spring breakers, inquietos por el sargazo y la violencia en Playa del Carmen, prefieren otros paraísos del Caribe. Cualquiera que sea la solución, urge aplicarla. 

Rotoplas, propiedad de Carlos Rojas Mota Velasco, cayó en sus utilidades 43.7%, el primer trimestre del año, afectada por el deterioro de las condiciones económicas de Argentina. Operativamente, según reportó a la Bolsa Mexicana de Valores, enfrentó un trimestre complicado por un menor consumo ante el cambio de administración federal en México, lo que impactó sus ventas, que tuvo que compensar con incrementos en precios.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: A través del programa social ´´10,000 sonrisas´´, fundaciones quintanarroenses buscan recabar más de $2 millones de pesos para el tratamiento de niños con cáncer. Guadalupe Jiménez, directora de Valor Humano de Grupo Dolphin, encabeza el esfuerzo.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos


Sigue leyendo...
Volver arriba