OpenA
Asesoría Legal

Estereotipo de género

Asesoría Legal

Estereotipo de género

La guarda y custodia de los menores de edad siempre va a constituir un tema muy difícil de resolver para los juzgadores de todo el país. Los motivos son obvios, el simple hecho de que exista una contienda entre los padres sobre quién debe tener la custodia del menor, tiende (en la mayoría de los casos) a afectar gravemente al niño, niña o adolescente que se ve sometido en un procedimiento judicial a fin de que se resuelva quién va a ser su progenitor custodio.

Como se dijo, esto ya genera un enorme problema en los juzgadores, sobre todo en aquellos asuntos donde no existe violencia ni riesgo en contra del menor por parte de uno de sus padres; es decir, en aquellos asuntos donde ambos progenitores son excelentes padre y madre.

Ahora bien, tal vez no hay una respuesta única para resolver las controversias que versen sobre la guarda y custodia de los menores, dado que hay que atender a cada contexto particular; sin embargo, hay pautas o directrices que deben de tomar en cuenta los juzgadores para resolver, siendo éstas, entre otras, los precedentes emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Conviene destacar que al resolverse el amparo directo en revisión 6942/2019, la Primera Sala de nuestro máximo tribunal constitucional abordó precisamente un tópico parecido al que venimos señalando.

El contexto del asunto se sitúa en que el padre demandó a la madre la guarda y custodia de su menor hija. En dicho juicio, tanto en primera instancia como en segunda instancia, se resolvió favorable hacia el padre; esto es, se decretó la guarda y custodia de la menor a su favor.

Cabe hacer un paréntesis para decir que existía una peculiaridad en este pleito, resulta ser que tanto la mamá como el papá son funcionarios públicos, ambos pertenecen al Poder Judicial federal, siendo la primera juzgadora y el segundo un empleado que realiza labores administrativas.

Una vez puntualizado lo anterior, debe decirse que los motivos torales por los cuales la guarda y custodia fue otorgada en favor del padre fueron que la madre no era apta para el cuidado de la niña por tener una actividad profesional que le demandaba tiempo y esfuerzo, ya que ello impediría que atendiera a su hija de manera directa y personal. La demandada impugnó dichas consideraciones en el juicio de amparo por ser violatorias de su derecho a la igualdad y no discriminación en el marco de las relaciones familiares.

Ahora bien, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver el amparo directo en revisión 6942/2019 estableció que el privar a la madre de la guarda y custodia de su(s) hijo(s) menor(es) de edad por tener una actividad profesional que le requiere tiempo y esfuerzo es un estereotipo de género que debe ser eliminado.

Nuestro máximo tribunal constitucional justificó su determinación estableciendo que los estereotipos de género tienen un efecto pernicioso particularmente en niñas y niños que se encuentran en su primera infancia, quienes están en proceso de desarrollar sus habilidades cognitivas, sociales y de aprendizaje. 

En ese sentido la corte puntualizó que una determinación judicial que conlleve separar a una madre de su hija o hijo por el sólo hecho de que la primera desarrolle una actividad profesional pública y social que demande tiempo y esfuerzo permitiría reforzar en niñas y niños los roles de género y la división sexual del trabajo, que aún se encuentran arraigados en el ámbito social y cultural, lo que afectaría negativamente en la eventual elección de su proyecto de vida, provocando con ello que se genere una idea errónea en las niñas respecto a que no podrían aspirar a tener cargos públicos demandantes y a ser madres al mismo tiempo, sino que tendrían que tomar una elección entre dichas cuestiones, renunciando a sus anhelos o deseos; y de igual manera los niños podrían asumir que las mujeres no son capaces de conciliar una vida familiar con una vida profesional exitosa. 

Como vemos, este es un fallo muy importante para fortalecer la igualdad y equidad de género, así mismo para eliminar esos estereotipos de género que se encuentran muy arraigados en nuestra sociedad.

×