OpenA
Carrera por el Imperio

EUA y China en 2022; política exterior comercial

Carrera por el Imperio

EUA y China en 2022; política exterior comercial y de seguridad

Durante 2021, ambos países han realizado acciones y establecido compromisos de política exterior para el corto, mediano y largo plazo, con el fin de asegurar su posición como líder global, para el caso de EUA, o como competidor de largo plazo para ocupar dicha posición, en el caso de China. Se pueden ya vislumbrar algunos escenarios para la agenda internacional comercial y de seguridad, entre estos dos países.

Mi análisis y prospectiva: En 2022, uno de los planes más ambiciosos que EUA estará buscando impulsar junto con sus aliados, será el programa de infraestructura global Build Back Better World (B3W), fundamentado en estándares y requisitos que enfaticen la sustentabilidad y transparencia. 

Dicho programa sería uno de los proyectos multilaterales de EUA con mayor pragmatismo y claridad de objetivos, ya que implica ventajas para su ambiciosa agenda comercial, de política internacional, y de compromisos medioambientales. 

Además de convertirlo en la vía para competir directamente con el programa Belt and Road de China, entre los principales argumentos para sumar y acumular un presupuesto significativo junto con sus aliados, consiste en manejarlo como la vía más práctica y directa para fortalecer relación, crear oportunidades de negocio, y mantener presencia en otros países donde China ya opera o planea mayor presencia. El reto es ponerlo en marcha a la brevedad con presupuesto mayor al de China y protocolos claros. 

En cuanto a seguridad nacional e internacional, al menos tres temas estarán entre los principales debates entre EUA y China. Uno de ellos será la identidad y condición de Taiwán como un país independiente o como una provincia rebelde de China, lo seguirá generando controversia y diferencias. Alta probabilidad que EUA y aliados incrementen el posicionamiento de presencia militar con flota marítima, ejercicios en conjunto, o inclusive mayor armamento en la isla y le región del Mar del Sur, con el fin de desincentivar algún intento de China por invadir la isla y reducir su área de influencia de la región. Sobre Hong Kong, el escenario es al momento favorable para China, pues es altamente improbable que algún país pretenda ir más allá de la crítica pública para intentar algo dentro del territorio chino, así que la controversia pudiera ir desapareciendo poco a poco de la agenda internacional. 

Otro tema de discusión será el arsenal nuclear. Mientras que EUA y Rusia renovaron su acuerdo para limitar y controlar su armamento nuclear, especialistas aseguran que China pretende incrementar de 200 a 1,000 sus armas nucleares para el año 2030. Es de esperarse que China no acepte ningún acuerdo que lo ponga en desventaja frente a las actuales potencias nucleares. China buscará formalizar alianzas de seguridad también. Es decir, así como EUA está teniendo mayor acercamiento con Japón e India a través de mecanismos como el convenio llamado Quad, y ha declarado que incrementará su presencia en el sureste Pacífico, es previsible que China en 2022 pretenda reforzar alianzas con Rusia, con quien comparte parcialmente una agenda de seguridad de la región, más otros países de la zona con alta dependencia de China en la parte comercial, o de Rusia en la parte energética. 

Finalmente, tomando en cuenta las posibles alianzas anteriores, no debiera sorprender que así como EUA y aliados planean mayor presencia en la región asiática, China junto con sus potenciales aliados considere también mayor presencia en el continente americano, no sólo en términos comerciales, donde ya tiene significativa participación, sino también en posicionamiento militar, a través de concretar alianzas con algún o algunos países de dicho continente, con el fin de asemejar la estrategia de sus adversarios. La polarización y politización de estos temas es inevitable, sobre todo al considerar que serán debatidos durante las elecciones intermedias de EUA.

×