El consejo del díaMonterrey
Más del autor

¿Cuántas veces has evitado ir tras tus sueños por miedo a fracasar?

El Consejo del Día

Disfruta tu trabajo

Mantenerse enfocado

Una relación saludable y feliz

Ama tu cuerpo

Comprenderse mutuamente

Evitar el chisme


Decía Quijote que la gente chismosa es aquella que le tira piedras a los árboles que dan frutos. Y es que realmente es muy común escuchar comentarios negativos sobre la vida de alguien más. Curiosamente algunas veces corre mas rápido el chisme de la persona exitosa. Si bien dice el dicho: “Siempre se golpea al pez que asoma la cabeza”. Aunque también es común escuchar comentarios de las personas que no están sobresaliendo en algún área. No importa si dicha persona de la que se habla tóxicamente es exitosa o no exitosa, toda persona merece el beneficio de la duda y una oportunidad de misericordia. Por este motivo quiero compartirte 3 consejos para evitar el chisme. 1. Cuestiona lo que escuchas Somos seres sociales, nos gusta compartir lo que sabemos de la vida en general. Desafortunadamente gracias a la tendencia humana de enfocarse en el error y a las múltiples oportunidades que tenemos para conversar con otros, es como a veces llega el momento en el que en alguno de los dos que participan en la conversación surgirá el deseo de compartir cierta información negativa que conocen sobre otra persona. No importa si es justificado o no, muchas veces aunque lo que te comenten sea con el afán de protegerte es importante que hagas las preguntas adecuadas para no permitir que esa opinión eche raíz en ti y manche completamente la imagen que tienes sobre el otro. ¿Está corroborada la información del chisme?, ¿Detectas que el chisme está haciendo al emisor sentirse superior?, ¿Es necesario que tu supieras esa información?, ¿Beneficia tu vida enterarte de ese chisme? Aún siendo verdad eso que te compartieron, considera ir en contra de la tendencia de enfocarte en el error y demuestra tu amor a través de brindarle el beneficio de la duda, creyendo que seguramente algo importante hubo detrás de ese suceso del cuál se le acusa. Nunca sabrás como hubieras actuado tu ante dicha situación, simplemente porque tienes diferentes experiencias de vida y diferentes recursos para hacerle frente. Por otro lado, también tendrás diferentes tentaciones y desafíos, si esperas que los demás sean amables y tengan gracia contigo, hoy decide ponerte en su lugar. 2. Se positivo y maduro espiritualmente Tus palabras tienen el poder para construir o destruir la imagen de los demás. Los chismes son detonadores de conflictos y de exclusiones. Al participar como oyente de un chisme propicias que el chismoso pueda sentirse motivado a seguir divulgándolo. Una persona madura desvía la conversación hacia temas que vivifican y despiertan una emoción positiva. Dicen los que saben que incluso un tonto es considerado sabio si mantiene la boca cerrada. Una forma en la que puedes usar tus palabras es orando por las personas de las cuáles se está chismeando. Refleja tu buena autoestima protegiendo la reputación de quien se habla y bendiciendo su vida. 3. Suma a la solución Si no tienes la oportunidad de mejorar una situación de conflicto, no te involucres. Suena sencillo, ¿verdad? La práctica es mas compleja de lo que parece. Esta decisión te hace ahorrar una cantidad de energía importante que muchas veces está “involucrada” en situaciones de conflicto en las que nadie te está pidiendo que seas parte. El asunto es que estás a medias. Te cargas de emociones negativas por asuntos que ni te competen. Si vas a prestar atención a lo negativo que le sucedió o está sucediendo a alguien, convendría hacerlo únicamente si vas a tener la oportunidad de sumar a la solución. Acercarte a la persona de la cuál se hablo puede ser muy constructivo si ese “chisme” sirvió para que hicieras algo en pro del afectado. Recuerda que estamos en este mundo para ayudarnos unos a otros, haciendo que el amor funcione para todos. “Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir”

Volver arriba