OpenA
Neurosis compartidas

Expresiones de amor

Neurosis compartidas

Expresiones de amor

Dicen que en febrero aflora el amor. Yo creo que esto aflora cuando menos se espera, uno quisiera que fuera para siempre y puede ser si lo transformamos.

No hablo de ese amor de Hollywood, que no existe. Tampoco el de las canciones. Podría a veces equipararse al de un libro, pero el amor a veces es tan cotidiano que no lo sentimos como debería ser.

Se ama a la pareja, a la familia, a los amigos, también a la naturaleza y a uno que otro ser vivo.

Amamos nuestro tiempo, un café bien hecho y el olor de la comida preferida.

Hay quienes aman el dinero, muy válido, el desorden, dormir a pierna suelta, caminar sin rumbo y 

–porque no– ir a la cama con quien apenas conocen.

Todas son expresiones de amor que tienen validez. Uno ama como puede y como quiere. Eso sí, y no lo olvidemos, uno nunca debe dejar de amar con respeto.

Amar es para todos, no sólo para valientes –como vulgarmente lo dicen–. Hay quienes han sido amados y no lo merecen. A veces hemos amado a nuestro enemigo (¿tengo enemigos?), así como al injusto y falso. Ese amor se ha transformado.

Octavio Paz, uno de mis escritores favoritos, tiene un gran libro en el que desmenuza el amor y el erotismo. La llama doble (amor y erotismo), escrito en 1993, es una serie de ensayos sobre estos dos sentimientos y pasiones. Y dice: 

‘‘El amor es una atracción hacia una persona única: a un cuerpo y a un alma. El amor es elección y  traspasa al cuerpo deseado y busca al alma en el cuerpo y, en el alma, al cuerpo, a la persona entera’’. 

¿Les suena?. Si lo han sentido no lo suelten.

Y de amistad, Aristóteles dice que hay tres clases: por interés o utilidad, por placer y la amistad perfecta. Creo que tiene razón y aclaro, el interés no tiene que ser algo malo, mientras siempre se pueda corresponder de la misma forma.

Ortega y Gasset, otro de mis preferidos en esta vida, tiene un texto titulado Estudios sobre el amor.

Dice: ‘‘No hay duda, el amor se alimenta continuamente, se embebe de causa y razón de amar contemplando real o imaginariamente las gracias de lo amado. Vive en forma de incesante confirmación’’. ¡Oh bendita contemplación que nos hace sentir lo más increíble!

Vamos dando tumbos por la vida con neurosis que nos acribillan el alma por lo que vale la pena amar y dejarse amar. Mirar a quien nos ama y mirarle igual. Embriagarnos de ese sentimiento.

Y ante eso no puedo dejar fuera a mi querido Mario Benedetti con sus decenas de poemas.

Uno que AMO es Hagamos un trato.

‘‘Es tan lindo

saber que usted existe

uno se siente vivo

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos

aunque sea hasta cinco

no ya para que acuda

presurosa en mi auxilio

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo’’

Esto es el amor, contar con quienes amamos y estar para quienes amamos. Así que amor amor, familia, amigos, compañeros y conocidos, CUENTEN CONMIGO.

×