OpenA
Herbolaria y salud

Fruto de los cinco sabores

Herbolaria y salud

Fruto de los cinco sabores

La schisandra chinensis, es originaria de las zonas boscosas del noroeste de China, Japón, Himalaya y Corea, cuenta con un uso tradicional en China de más de 2,500 años de antigüedad. 

Precisamente en el libro Shen Nong Ben Tsao Ching (2697 a.C.) se recomendaba emplearla en casos de tos y asma bronquial. El nombre popular chino wu wei zi (planta de los cinco sabores) obedece al carácter dulce y ácido a la misma vez de la cáscara y pulpa del fruto, y al carácter amargo-picante de las semillas, con un sabor salado.

Los frutos y semillas de schisandra, parte utilizada en la medicina tradicional, presentan actividades adaptogénicas, hepatoprotectoras y estimulantes de las funciones cognitivas. 

La planta se recomienda en China como tónico-energético, antiestrés, antiasmático, contra la tos, sedante nocturno, antidisentérico, digestivo, circulatorio, en casos de sudoración excesiva, neurastenias y eyaculación precoz. 

En Medicina Tradicional China la schisandra se considera un tónico cálido y astringente. Estimula el Qi en los pulmones (por ello es útil en asma, bronquitis, tos) y es tónico para el meridiano del riñón. 

Son numerosos los reportes que han evidenciado una actividad hepatoprotectora importante tanto de los frutos como de las semillas de schisandra. Administrados en la dieta diaria, han demostrado estimular la síntesis de glucógeno hepático, tener efectos hepatoprotectores y regenerativos celulares frente a cuadros de fibrosis hepática.

Estos son algunos de los beneficios de consumir la schisandra:

• Protege al hígado de diversos agentes hepatotóxicos. 

• Aumenta la producción de nuestro antioxidante endógeno, el glutatión.

• Ayuda a nivelar las enzimas hepáticas.

• Es un potente antioxidante, con mayor acción que la vitamina E.

• Tiene acción adaptogéna, aumentando el nivel de energía, reduciendo la fatiga, mejorando el sistema inmune de manera inespecífica y apoyando en el manejo del estrés.

• Estudios han demostrado que incrementa la concentración, la coordinación de movimientos y el trabajo intelectual.

• Mejora el desempeño sexual; útil en casos de eyaculación precoz.

• Presenta utilidad en casos de depresión, alergias, tos, problemas digestivos (incluyendo colon irritable) y sudoración excesiva. 

La schisandra chinensis forma parte del conjunto de especies consideradas adaptógenas, es decir, capaces de contrarrestar los fenómenos adversos del entorno sumado a un efecto inmunoestimulante inespecífico, y por ello indicadas particularmente en casos de estrés psicofísico. 

A nivel cognitivo la schisandra demostró incrementar la concentración, coordinación de movimientos y el trabajo intelectual de personas adultas jóvenes. El extracto de schisandra demostró mejorar la agudeza en el campo visual y el área auditiva.  

×