OpenA
Herbolaria y salud

Hinojo

Herbolaria y salud

Hinojo

Un digestivo maravilloso.

El hinojo es una llamativa planta perenne de aproximadamente 1.80 metros de altura, con hojas tipo pluma y tallos altos coronados con grupos de pequeñas flores amarillas distribuidas en forma de sombrilla. 

Las pequeñas frutas en forma oval (“semillas”) son acanaladas y de color gris verdoso. Todas las partes de la planta tienen la fragancia característica de la hierba, similar al anís y al orozuz. 

El hinojo es un auxiliar digestivo, su uso más importante en la curación herbaria, y se ha utilizado desde el tiempo de los faraones hasta la actualidad. En el siglo III a.C., Hipócrates prescribió hinojo para tratar cólico infantil. 

Cuatrocientos años más tarde, Dioscórides lo prescribió para suprimir el apetito y lo recomendó también a las madres que amamantaban para estimular la producción de leche. El día de hoy sabemos que el hinojo es uno de los mejores galactogogos, aumentando la producción de leche en las mujeres en estado de lactancia. 

El hinojo, como muchas otras hierbas aromáticas, relaja el suave recubrimiento muscular del tracto digestivo, lo que lo hace un antiespasmódico. Asimismo, ayuda a expulsar los gases. 

La ESCOP y la Agencia Europea del Medicamento recomienda el uso del hinojo para tratar trastornos digestivos espasmódicos leves, incluyendo distensión abdominal y flatulencia, y de espasmos menores asociados a la menstruación. También recomienda su uso como expectorante en caso de tos asociadas a resfriados y catarros de vías respiratorias. 

Se debe al aceite esencial un gran número de actividades biológicas del hinojo, como los efectos espasmolítico, depresor del sistema nervioso central, antiinflamatorio, estrogénico, hipotensor y antibiótico. 

Por su delicioso sabor, esta planta es una excelente opción para los infantes cuando tienen cólicos estomacales o alguna indigestión, toda la familia la puede tomar a excepción de las mujeres embarazadas. 

Otras plantas digestivas y con propiedades similares al hinojo son la alcaravea, el anís verde y la menta. Las semillas de alcaravea se utilizan en trastornos gastrointestinales de tipo espasmódico, flatulencia y en los cólicos del recién nacido. 

La Agencia Europea del Medicamento aprueba el uso del anís verde en el tratamiento de trastornos digestivos espasmódicos leves, incluyendo distensión abdominal y flatulencias. La menta verde es otra planta con un sabor delicioso y utilizada de igual manera en el tratamiento de dispepsia y flatulencias. 

Podemos preparar una deliciosa infusión combinando estas cuatro plantas juntas a partes iguales. Hervimos un poco de agua, agregamos una cucharada cafetera de la mezcla de las plantas para preparar una taza de té. Tomar esta deliciosa mezcla después de los alimentos favorecerá la digestión y evitará los cólicos y la formación de gases. 

×