OpenA
Asesoría Legal

Indemnización por mora en seguros

Asesoría Legal

Indemnización por mora en seguros

Asesoría legal

No es extraño el que algunos usuarios tengan la impresión o idea de que en ocasiones las compañías aseguradoras buscan la manera de evitar el pago del seguro retrasando con ello la reparación del daño en perjuicio de la persona, ya sea física o moral, afectada.

De manera muy básica, es importante mencionar que un seguro es aquel acuerdo de voluntades (contrato) por medio del cual la empresa aseguradora se obliga mediante una prima a pagar una suma de dinero al ocurrir o actualizarse el accidente o la eventualidad prevista en el contrato de seguro. La prima es aquella contraprestación que el asegurado paga a la empresa aseguradora por el seguro contratado.

Ahora bien, al actualizarse la eventualidad contemplada en el contrato de seguro y no haber cumplimiento de pago por parte de la empresa aseguradora, la persona o el ente asegurado puede ejercer las acciones legales correspondientes en contra de dicha compañía de seguros; esto es, demandar el cumplimiento y el pago de dichas obligaciones.

Hasta aquí se considera que queda claro que ante el incumplimiento de pago de la aseguradora, procede una demanda para buscar mediante una sentencia, el pago de lo contemplado en el contrato de seguro; sin embargo, vale la pena preguntarnos ¿Qué pasa con todo el tiempo que dure la demanda, la compañía de seguros está obligada a pagar una pena o una mora por el retraso en el cumplimiento de sus obligaciones?

La respuesta a esta interrogante la encontramos en el artículo 276 de la Ley General de Instituciones de Seguro y de Fianzas, el cual contempla que si la empresa o institución de seguros no cumple con las obligaciones asumidas en el contrato de seguro al hacerse exigibles legalmente, deberá pagar al acreedor una indemnización por mora.

Sin embargo, ¿Qué pasa si en la demanda en contra de la aseguradora no se pidió expresamente que se condenara a la empresa de seguros al pago de esa indemnización por mora?

Bien, este tópico fue abordado por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la contradicción de tesis 280/2020 en la cual se estableció como precedente obligatorio que en el supuesto en que se condene a una aseguradora con motivo de la reclamación del incumplimiento de obligaciones asumidas en el contrato de seguro, resulta procedente la condena al pago de la indemnización por mora, aún cuando no se haya reclamado como prestación en la demanda de origen.

Veamos, si bien es cierto que en el artículo 276 fracción VII de la Ley General de Instituciones de Seguro y de Fianzas se establece que si resulta procedente la reclamación en contra de la compañía de seguros hecha en juicio, se debe condenar a esta al pago de la indemnización por mora aún y que no se hubiera solicitado; también resulta cierto que en los juicios de orden mercantil existe un principio denominado de congruencia, el cual se encuentra contenido en el numeral 1327 del Código de Comercio que señala que la sentencia se ocupará exclusivamente de las acciones deducidas y de las excepciones opuestas respectivamente en la demanda y en la contestación.

Al analizar el asunto en cuestión, la Suprema Corte estableció que la imposición de la indemnización por mora surge por el solo transcurso del plazo establecido por la ley para la exigibilidad de la obligación principal. Asimismo, de forma muy puntual nuestro máximo tribunal constitucional desentrañó la finalidad de dicha condena por mora, exponiendo que ésta consiste en generar un efecto disuasorio para las aseguradoras que no cumplen con sus obligaciones a tiempo; es decir, evitar que se sigan llevando a cabo conductas que dificulten el pago en favor de los asegurados.

En ese sentido, la imposición por parte del juzgador de la condena de indemnización por mora, aún sin haberla solicitado el demandante, encuentra sustento en la conducta que han desplegado de manera sistemática las instituciones de seguros, y que orillaron al legislador a establecer un correctivo en la fracción VII del numeral 276 de la ley en mención, a fin de que dicha conducta contumaz de impago no ocurra por parte de las aseguradoras. Sin duda alguna este precedente otorga una enorme certeza jurídica a todos los que somos usuarios o clientes de estas compañías aseguradoras.

×