Opinión

Latitud |Jarrett Walker y Hernán Villarreal en el Tec

Jarrett Walker y Hernán Villarreal en el Tec

Si te gusta el urbanismo y cómo resolver los problemas de tu ciudad debes leer el libro de Jarrett Walker Human transit. 

Y si combinas esa lectura con el libro de Hernán Villarreal Movilidad Metropolitana en Monterrey. La solución definitiva, tendrás un panorama de la ciudad que tú quieres para tu familia. 

Por eso no dudé ni un minuto en asistir a un seminario académico donde ambos expertos hablarían sobre transporte público. 

El seminario lo organizó el ITESM y se tituló Movilidad y Desarrollo Urbano de la Zona Metropolitana de Monterrey. 

Para ser consecuente con el seminario, dejé mi carro en casa, camine unas cuadras y tomé un par de camiones que me llevaron al Tec. 

Llegué con retraso a la “sala de congresos” aunque, para mi fortuna, Jarrett Walker apenas iniciaba su exposición vía Zoom, criticando el uso de automóviles. Prefería invertir en un transporte público de calidad. Por supuesto, habría que diseñar bien las rutas de camiones y construir un metro más eficiente. 

El remedio no es sólo uno y no es nada más tecnológico. Depende de cada caso. En algunas zonas urbanas convendrá tren suburbano y en otras metro elevado. 

Te aclaro que Jarret Walker es un experto pero habla con argumentos fáciles de entender para quienes somos neófitos en el tema. 

Después participaron otros especialistas en transporte como Bernardo Baranda, de ITDP, y Jorge Moreno, un economista de la UANL que escribe muy bien sobre desarrollo urbano. 

Al final intervino Hernán Villarreal y descubrí que su visión empataba con la de Jarrett Walker. Ambos han estudiado mucho la problemática urbana y Hernán además está operando proyectos de gran magnitud. 

Los dos coinciden en que si las calles y las avenidas se llenan de carros, una metrópoli como Monterrey terminará colapsada. 

El problema es que tenemos un transporte público muy deficiente al que no se le metió mano desde hace muchos años. 

Sin embargo, debemos sentirnos confiados que el tema está en manos de especialistas. Al menos en Nuevo León. 

Cuando abrieron al público un ciclo de preguntas, yo fui uno de los primeros en levantar la mano. Pero no me dejaron expresar mis dudas.¿Por qué? Simple: porque varios vecinos en vez de preguntar, usaron el micrófono para dar su propia conferencia. 

Valerme de un evento académico, con especialistas, para quejarme de lo mal que está mi colonia, es no saber distinguir entre lo que es una junta vecinal (a las que yo acudo siempre), de lo que es un espacio académico como lo es el Tecnológico de Monterrey. 

Si yo no quiero que pase por mi colonia un metro elevado, me quejo en los foros ciudadanos. Pero si quiero conocer visiones integrales de una metrópoli, voy a este tipo de seminarios a preguntar, a plantear mis dudas. No a dar yo mismo una conferencia que nadie me pidió. 

Si voy al Tec o a la UANL a escuchar la opinión de especialistas urbanos y yo me creo tan especialista como ellos, algo tendré que corregir en mi comportamiento social. 

Porque nadie en su sano juicio sería capaz de sabotear un evento académico. ¿O sí? 


Etiquetas:
×