OpenA
Opinión

Justicia para llevar: Alejandro Gertz Manero

Opinión

Justicia para llevar: Alejandro Gertz Manero

Al alcance de los influyentes e inalcanzable para los mortales, así funciona muchas veces la justicia en este país. En esta ocasión le tocó el turno de ser exhibido al fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, quien ha sido el protagonista de una historia que, evidencia que el acceso a la justicia no es igual para todos. 

La historia comenzó así: Alejandro Gertz tenía un hermano de nombre Federico, quien vivió en concubinato con Laura Morán Servín, la que a su vez tenía dos hijas de nombres Laura y Alejandra Cuevas Morán. 

Previo a su muerte, Federico y Laura se separaron a pesar de que el primero se encontraba en un estado delicado de salud, por dicho motivo, Alejandro Gertz Manero presentó una denuncia contra Laura Morán y sus dos hijas, Laura y Alejandra Cuevas, acusándolas de haber cometido el delito de abandono de persona en relación con su hermano, quien aún estaba vivo al momento de la denuncia. 

En el mes de septiembre de 2015 falleció Federico Gertz debido a una "congestión visceral generalizada" derivada de una neumonía, lo que en palabras coloquiales de un prestigiado médico especialista significa que falleció debido a que la neumonía provocó una falta de oxigenación en las vísceras, y como el oxígeno se transporta a través de la sangre, el cuerpo envió más sangre a dichos órganos para compensar la falta de oxígeno, pero como éste nunca llegó dejaron de realizar su función.  

No obstante, los médicos que atendieron a Federico previo a su muerte, manifestaron que la falta de cuidados y la excesiva ingesta de tranquilizantes fueron claves para su fallecimiento, así como también la falta de alimentación adecuada, falta de líquidos y descuido en el tratamiento de úlceras en la piel. 

Dichas aseveraciones dieron pie a que el ahora Fiscal General realizara una ampliación de denuncia por los delitos de homicidio por omisión y lesiones; sin embargo, a pesar de su insistencia, la Fiscalía de la Ciudad de México no terminaba por aceptar la teoría de Gertz, por lo que sus pretensiones se estaban viendo frustradas y eso ocasionó que éste declarara públicamente que el Tribunal de la CDMX estaba manipulado debido a que Alejandra Cuervas es suegra de Alfredo del Mazo (gobernador priista del Estado de México). 

Ante la frustración de su estrategia, Alejandro Gertz, ya en su posición de fiscal General, exigió justicia pronta y expedita, lo que vio realizado en la voluntad de la jueza 67 Penal de la CDMX, quien con bastante convencimiento dictó una orden de aprehensión en contra de Laura Morán Servín y Alejandra Cuevas Morán. Como consecuencia de lo anterior, esta última fue recluida desde 2020 en el penal de Santa Martha Acatitla por su supuesta participación en los delitos de homicidio doloso por omisión de auxilio en perjuicio de Federico Gertz Manero.

Alejandra quedó sujeta a un proceso penal y detenida por virtud de un auto de formal prisión dictado por la Jueza 67 Penal de la CDMX, quien consideró que Alejandra era garante accesorio del cuidado de Federico Gertz; es decir, que junto con su madre, tenía obligación de velar por su cuidado y fueron omisas en hacerlo, lo que provocó que su estado físico se deteriorara, aunado a que no llevaron a Federico a un hospital, a criterio de la jueza ocasionó su muerte. 

El auto de formal prisión fue impugnado ante un órgano superior del mismo Poder Judicial de la CDMX por Alejandra Cuevas pero el recurso no fue procedente, por lo que ante dicha negativa promovió un juicio de amparo en el que finalmente le concedieron la razón y ordenaron dejar sin efectos el auto de formal prisión. 

Contra esa sentencia de amparo, Alejandro Gertz Manero promovió el último recurso que le quedaba (revisión), mismo que normalmente debía ser resuelto por un Tribunal Colegiado Federal; no obstante, el peso del fiscal General se hizo notar cuando Alejandro Gertz solicitó a la Suprema Corte de Justicia que atrajera el caso y ésta lo hizo.

A días de que la corte sesionara para resolver el caso, salió a la luz pública la grabación de una llamada telefónica en donde se escucha una llamada entre Alejandro Gertz Manero y el fiscal especializado de Control Competencial, en donde Gertz manifiesta conocer el proyecto que el ministro Alberto Pérez Dayán propondría en la próxima sesión pero, no conforme, reclamaba que el proyecto de resolución no era acorde con lo que se había comprometido el ministro, pues dicha sentencia en nada satisfacía las pretensiones del fiscal General. 

Por si fuera poco la filtración de la llamada, el pasado 19 de marzo Julio Scherer (ex consejero jurídico del Presidente de la República) manifestó públicamente que Alejandro Gertz Manero le pidió durante su gestión como consejero que impidiera que Laura Morán y Alejandra Cuevas obtuvieran el amparo de la justicia federal. 

Finalmente, el asunto fue sesionado por la SCJN el día 14 de marzo de este año, ahí presentó su proyecto Pérez Dayán, quien proponía conceder el amparo para efectos de que el asunto se devolviera a la Sala del Poder Judicial de la CDMX para que ésta a su vez resolviera la cuestión; sin embargo, su propuesta no fue aprobada y se ordenó turnar el asunto a un diverso ministro para que propusiera una solución de fondo y no "para efectos"; situación que ocurrió el pasado 28 de marzo cuando el pleno de la SCJN resolvió de manera unánime conceder el amparo a Alejandra Cuevas, ordenando su inmediata libertad.

Los razonamientos que utilizó la corte son importantes, y desde luego materia de un diverso análisis una vez que se publique la sentencia. En el caso concreto, la simple narrativa de los hechos evidencia lo seductor que puede llegar a ser el poder: el primer fiscal autónomo del país está inmerso en solicitudes de favores personales al asesor jurídico del líder de un partido político como lo es el Presidente de la República, lo que necesariamente pone en duda la autonomía de la Fiscalía General.

El actuar de la jueza 67 penal desde luego debe ser también materia de análisis, su resolución es indiscutiblemente ilegal pero, su errónea forma de resolver ¿obedece a la ineptitud o la voluntad de quedar bien?

Dentro de lo tormentoso que es nuestro sistema judicial, el caso evidencia que al menos la SCJN se cuida y muy bien de la opinión pública, tanto que atrajo y resolvió con bastante prontitud el asunto del fiscal General. 

×