OpenA
En Visión Millennial

La crisis ambiental ya está aquí

En Visión Millennial

La crisis ambiental ya está aquí

Hay quienes el cambio climático les parece lejano o un tema sin importancia, cuando hoy por hoy en nuestro Estado ya estamos sufriendo las consecuencias. Es hora de que pongamos atención a lo que está pasando, a lo que estamos haciendo y lo que deberíamos hacer.

Estamos sufriendo ya la falta de agua, pero esto podría tratarse sólo de la primera llamada, de una pequeña muestra de cómo serían las cosas si no hacemos lo que nos corresponde, si seguimos comportándonos como si no pasara nada, cuando en realidad estamos comenzando una etapa ambiental muy difícil para Nuevo León.

La primavera y el verano no pintan bien para Nuevo León, porque se pronostica que los problemas de sequía se recrudezcan y el agua seguiría escaseando, además de que se incrementen los incendios, lo que traería más contaminación y desencadenaría que cada día respiremos aire más sucio, lo que provocaría problemas en la salud. 

Por si no se acuerdan, precisamente hace dos años estábamos viviendo una pandemia mundial que vino a cambiarnos la historia, el Covid-19 sería lo peor que le habría pasado a nuestras generaciones. Hace 24 meses nos presentaban una guía de manejo de cadáveres en casa, porque había saturación e incluso en algunas partes trasladaban masivamente los cuerpos en camiones. Vimos escenas horrorosas, que jamás nos imaginamos ver.

En teoría, se suponía que la pandemia del Covid-19 nos haría ser mejores personas, habitantes más responsables, más generosos, más conscientes. Esa etapa ya la pasamos y ahora con la crisis ambiental a tope, sería lógico que nos fuera más sencillo ser conscientes, ya que nos dimos cuenta de que todos formamos parte de un entorno... ¿No?

¿Por qué tendríamos que volver a ser apáticos si ya aprendimos? ¿Qué más tendría que pasar para que todos entendiéramos que deberíamos hacer nuestra parte? ¿Qué tanto esfuerzo real tendríamos que hacer para cuidar nuestro medio ambiente? Qué más que esfuerzo, yo diría que se trata de reeducación y de nuevas costumbres para cada uno poner nuestro granito de arena, y que en la práctica no deberían ser problemáticas ni costarnos esfuerzo, pero que en la suma de todos por supuesto que marcaría una gran diferencia. Esa parte que nos toca, que nos corresponde, porque aquí estamos y nadie nos va a venir a salvar si no lo hacemos nosotros mismos.

Los gobernantes tienen amplia responsabilidad en hacer lo correcto basándose en las circunstancias de emergencia ambiental, y esperaríamos que siempre hicieran lo mejor, pero no todo es su responsabilidad, ya que cada uno de nosotros debería de hacer lo correspondiente. Aunque las autoridades hagan lo que tengan que hacer, no podrían solas, así que cada persona debería de ser consciente para así llegar a lograr ser una comunidad responsable.

La problemática que hoy estamos viviendo en Nuevo León no es un tema local, la emergencia ambiental está aplicada ya en todo el mundo, y todos tendríamos que tomarnos muy enserio el caótico escenario que ya se está viviendo debido a la contaminación. Se trata una agenda urgente que todos deberíamos de atender, no sólo unos cuantos sino todos.

Por años hemos escuchado que "nos estamos acabando al planeta", y lo veíamos muy lejano e incluso hasta irreal, pero si le echamos un vistazo a lo que está pasando en el mundo podremos entender que es real, y que los cambios climáticos están ocurriendo a alta velocidad. Si seguimos como vamos, en muy poco tiempo las consecuencias se van a notar más, en nuestro día a día.

Hay cosas simples que ayudarían mucho, como por ejemplo no desperdiciar el agua, no tirar basura en las calles, evitar incendios y si observamos alguno reportarlo de inmediato para que no se propague, utilizar bolsas de tela, plantar un árbol, reutilizar lo que se pueda, entre muchas otras acciones que no nos implicarían esfuerzo. ¿Vamos a hacerlo o qué estamos esperando?

×