La disolución del cuerpo


Leer sobre los complejos que nuestro cuerpo nos provoca no es fácil. Tendríamos que afrontar un espejo que nos señala, y a veces hasta nos juzga con nuestra mirada. Leer sobre nuestro cuerpo es un desafío, más lo es: escribir. 

El libro La disolución del cuerpo, es un gran reto de lectura y escritura. Ocho escritoras se dispusieron a trazar historias relacionadas con el cuerpo de la mujer, la composición y descomposición emocional y física de la piel, los órganos. Lo que implica reconocerse y auto aceptarse en una sociedad que nos impone todo el discurso de una estética muy lejos de la realidad de las mujeres en su día a día. 

¿Qué pasaría si nuestras partes del cuerpo pudieran ser reemplazables como tener manos diferentes para cada día de la semana? ¿Y si un tatuaje te diera súper poderes? ¿Qué sucedería si con cerrar los ojos nuestro cuerpo se convirtiera en las raíces o ramas de un árbol? ¿Qué es lo que se atraviesa en la mente de una mujer cuando espera entrar con su nutrióloga y ve en portadas de revistas a esas súper modelos? 

No sé si algún día las mujeres nos lleguemos a aceptar al cien por ciento como somos, como es nuestro cuerpo sin inhibiciones. Si llegaremos a dejar de deprimirnos por ser gordas o por mostrar nuestros huesos. Si logremos superar el bullying que otras compañeras nos hicieron en la escuela o nuestra propia familia, o si podamos aceptar nuestra vejez como viene sin intervenciones. 

No sé si como parte de estas nuevas reflexiones sobre feminismo habrá un apartado para reflexionar sobre lo valioso que es no juzgarnos a nosotras mismas o a otras mujeres. Lo que sí sé es que cuentos como los de este libro nos abren los ojos para dejar de pensar que somos las únicas y que somos muchas o todas las que lidiamos con "otra yo", la ideal, que no tiene nuestro cuerpo y que sí es feliz en nuestra imaginación.

Aprender a hablar del cuerpo femenino desde la fantasía o la poesía representa un testimonio social de mucha relevancia. La literatura es una plataforma que nos revela en especial todo lo que sucede actualmente en el país, esas problemáticas por las que atraviesan las mujeres de un extremo a otro de nuestro territorio, son exorcizadas mediante la voz y la palabra escrita. 

Los ocho relatos de La disolución del cuerpo encaran la femineidad situando al cuerpo como eje temático y circundado por la violencia, la falta de salud, las emociones quebrantadas, el concepto de la belleza, el envejecimiento, entre otros. A pesar de ser autoras de diferentes generaciones y regiones de México, los textos se mantienen unidos por una sola voz: la de una mujer que observa su cuerpo, un lenguaje de memorias vivas. 

La fundadora de Tranvía Colectivo y también participante es la escritora Alisma de León, de Reynosa, Tamaulipas. Las autoras incluidas son Nidia Cuan (Tampico), Mónica Flores Lobato (CDMX), Abigail García Salinas (Nuevo Laredo), Lolbé González Arceo (Mérida), Catalina Kühne Peimbert (CDMX), Karla Marrufo (Mérida) y Graciela Ramos Domínguez (Reynosa). La poeta Sara Uribe (Querétaro) es quién prologa ésta serie única de cuentos. 

Para conseguir el libro impreso y apoyar a este colectivo de mujeres pueden escribir a: rltranvia@gmail.com También en redes sociales vía Tranvía Colectivo.

Volver arriba