OpenA
En Visión Millennial

La responsabilidad compartida

En Visión Millennial

La responsabilidad compartida

Las lluvias están pronosticadas para estos próximos días y seguramente habrá muchos que se quejen de las inundaciones, aunque eso no es sólo culpa de los gobiernos municipales que se encargan de dar mantenimiento, sino también de nosotros, los ciudadanos.

Cuántas veces hemos sido testigos de personas que van caminando por la calle y tiran basura como si nada, cuando a lo mejor la botella, la envoltura o el papel lo pudieron haberlo guardado en su bolsa o en la mochila, o simplemente esperar a encontrar un bote para depositarlo. ¡Muchísimas veces hemos visto esa acción!

Y cuántas veces nos ha tocado ver qué alguien va en su vehículo, abre la ventana y avienta la basura… ¡Muchísimas veces! Cuando la pudieron haber dejado ahí. Pero seguramente son ellos quienes más se quejan cuando hay inundaciones en las calles y avenidas. 

Si bien los municipios deben de tener buenos servicios de limpieza y de mantenimiento al alcantarillado, a veces con eso no es suficiente, porque todo debe empezar de la cultura ciudadana, de cuidar nuestras calles, de respetar y ser limpios, aunque tristemente son más los que no le prestan importancia a eso. 

Lo más chistoso de todo, es que de verdad, cuando hay inundaciones los que más se quejan son los que más tiran basura en las calles, y esto no solo se trata de contaminación visual o contaminación ambiental, sino que también las mismas inundaciones pueden provocar accidentes que pudieran resultar mortales.

Si nos ponemos a reflexionar, el simple hecho de tirar un papel en la calle puede desencadenar un accidente mortal, entonces por qué no tenemos la cultura y responsabilidad suficiente por cuidar nuestro entorno. ¡Ah, pero eso sí! Cuando se van de paseo a Estados Unidos ahí no son capaces de tirar ni un solo papelito. ¿Por qué son así?

Otra cosa que ocurre siempre que llueve son los accidentes viales, y ahí también vuelve la oportunidad para demostrarnos qué tanta cultura vial tenemos, porque la imprudencia siempre es la invitada especial cuando se presentan días lluviosos.

Es importante que manejemos con precaución, que seamos responsables para evitar accidentes. Estoy de acuerdo que los municipios deberían tapar todos los baches, ahí si hay una inundación y alguien cae en un bache entonces, pero cuándo no hay inundación ni baches y como quiera chocan, toda la cuestión sería de la falta de prudencia y de cultura vial del conductor. 

Gracias a la lluvia llega esta simple reflexión… Si fuéramos más limpios y manejáramos con precaución nuestra metrópoli sería muchísimo mejor. Si los municipios se comprometieran a brindar servicios eficientes nuestro entorno sería muchísimo mejor. Se trata de una responsabilidad compartida, ojalá que cada quien pusiéramos de nuestra parte.

×