OpenA
Al Punto

La vida en el desierto

Al Punto

La vida en el desierto

Coahuila está enclavado en el corazón del desierto del norte de México. De hecho, una gran parte del estado, lo mismo que el sur de Nuevo León y el norte de Durango, Zacatecas y San Luis Potosí, forman parte del desierto chihuahuense. Y la vida en el desierto no es fácil.

A diferencia del sureste del país donde la tierra regala sus frutos sin condiciones, acá nos cuesta mucho hacerla producir. Hay que trabajarla, ararla, sembrarla, cuidarla. Se deben hacer perforaciones profundas para encontrar, muchas veces, un mezquino chorro de agua salitre o azufrosa. El estiaje es permanente. Casi nunca llueve, pero cuando llueve, las aguas son torrenciales y arrasan con todo. Con las temperaturas no hay punto medio: durante el invierno los fríos son inhumanos y en el verano los calores son insufribles.

Y ha sido precisamente esa dificultad constante lo que ha forjado el carácter de quienes aquí vivimos. De generaciones atrás, el trabajo, el ingenio y el esfuerzo han sido la divisa de nuestros ancestros. Y esos valores se han trasmitido de generación en generación, contagiándose a quienes llegan de fuera. 

Nuevo León es considerada como la capital industrial del país, pero Coahuila no se queda atrás. Aquí producimos uno de cada cinco vehículos y uno de cada tres tractocamiones de los ensamblados en el país. Aquí también se genera el 10% del total de la energía eléctrica que mueve a México.

Coahuila ocupa el primer lugar en la fabricación de equipo de transporte, autopartes y producción de vagones de ferrocarril, sumando 16,000 cada año. También es líder en la exportación de aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica, así como en la exportación de prendas de vestir.

La planta cervecera más grande y moderna del país, y una de las más grandes del mundo, se encuentra en el norte de Coahuila, convirtiendo al estado en el exportador más grande de cerveza.

El primer lugar en producción de plata refinada y acero líquido, así como de sulfatos y minerales como bismuto, cadmio y fierro; y en minería no metálica, como carbón y celestita, se complementa con el segundo sitio en la producción de barita, dolomita y fluorita, y ha sido gracias al grande esfuerzo de nuestras mujeres y hombres.

También hemos sabido hacer sinergia con el campo, gracias a lo cual ocupamos el primer lugar en producción de leche de cabra y melón, el segundo lugar en producción de leche de ganado bovino y carne caprina y contamos con la procesadora de aguacate más grande del mundo.

Con el 12% del valor total de las exportaciones, Coahuila es el segundo estado exportador en el país, tercer lugar nacional en inversión extranjera directa per cápita y cuarto lugar en el Índice de Competitividad Estatal según el Imco. El parque eólico más grande México también está en Coahuila.

Es duro vivir en el desierto, pero con voluntad, tesón y esfuerzo, sus pobladores lo hacemos producir.

×