OpenA
Pensando en la gente

Las escuelas públicas no están preparadas para el regreso a clases

Pensando en la gente

Las escuelas públicas no están preparadas para el regreso a clases

El pasado 19 de agosto, el gobernador del estado anunció el regreso a clases presenciales. Debido a presiones de algunos padres de familia y de los encargados de los planteles escolares, principalmente los privados, el mandatario estatal, a pesar del incremento de los contagios por el Covid-19, determinó el retorno a las aulas en formato híbrido y voluntario. El anuncio se da pese a que la mayoría de los maestros de las escuelas públicas no desean regresar a clases presenciales y, además, en una consulta realizada a 400,000 padres de familia, el 86% decidieron no enviar a sus hijos a las aulas. 

En relación a lo anterior, consideramos que en este momento las escuelas públicas no están preparadas para el regreso a clases. Basta señalar tres argumentos:

1. El personal docente y administrativo todavía no está totalmente vacunado, en virtud de que recibieron una sola dosis de la vacuna Cansino, alrededor de 126,494 personas, y se ha demostrado científicamente que se requiere una segunda dosis, como ya se ha realizado en varios países, por lo tanto, es un acto irresponsable y de alto riesgo exponer a los alumnos y al personal docente a contraer el Covid-19.

2. Por si fuera poco, el kit de limpieza que se distribuyó a las escuelas para el inicio del presente ciclo escolar solamente incluyó 9 kilos de jabón, 20 litros de aceite de pino, 20 litros de limpiador tipo Fabuloso, 20 litros de cloro genérico, 6 hilos de escoba espiga, un trapeador, bolsas de plástico, un recogedor y una franela. Brillando por su ausencia, lo que realmente es esencial para mantener la higiene, como los cubrebocas y caretas para cada persona que ingresa al plantel, gel antibacterial, sanitizantes  y termómetros, entre otras necesidades. Es obligación del Ejecutivo proveer estos productos y al no hacerlo, está cometiendo un atentado a la salud y la vida de las personas.

3. Finalmente, la Asociación Estatal de Padres de Familia, que es la que junto con el gobierno toman las decisiones más importantes, realizó una encuesta en la que se muestra que el 65.5% decidió continuar con el modelo en línea. Por consiguiente, es falso que la mayoría de los padres de familia desean enviar a sus hijos a los planteles escolares. 

Hay más elementos para sostener que es un alto riesgo que los padres de familia envíen a sus hijos a la modalidad presencial. La infraestructura de la mayoría de los planteles, por ejemplo, fue dañada o es limitada, le falta mantenimiento, requiriéndose más tiempo e inversión para dejar las aulas en buenas condiciones. Hasta la fecha, algunos centros educativos son focos de infección que ponen en riesgo la salud de estudiantes y maestros. Existen aproximadamente 5,500 escuelas públicas en Nuevo León, de las cuales 647 no están en condiciones de operar. 

Esperamos que impere la prudencia y la reflexión, y que se cancele el regreso a las clases presenciales. Mientras el gobierno estatal, que ya va de salida, no incremente el presupuesto para acondicionar los planteles y proveer de materiales e insumos para protegerse del virus, no debe autorizarse el ingreso a las aulas escolares. Deben mantenerse las clases de manera virtual, es por la salud e integridad de todos los nuevoleoneses.  

×