OpenA
Latitud

Lo que propone Samuel García y opera Hernán Villarreal

Latitud

Lo que propone Samuel García y opera Hernán Villarreal

La corrupción del “Bronco” provocó daños en múltiples aspectos. Uno de ellos (no el menor) fue hacernos creer que la movilidad se estancó en Nuevo León por falta de recursos públicos. No avanzaba el Metro por falta de fondos. En realidad, faltaba dinero principalmente porque se lo robaron.

De por sí llevábamos más de 40 años retrasados en temas de movilidad. Cambiaban nuestras necesidades de movernos pero durante el último sexenio no se operó ningún plan. Incluso incondicionales del “Bronco” como Manuel Vital ya fueron denunciados y están sumidos en graves problemas legales. 

Comparto un dato: año tras año migran 40,000 personas en promedio a nuestro estado, pero las cosas siguen igual. Más gente y el mismo transporte. Más gente y el mismo Metro. Más gente y el mal trazo de rutas. Una bomba de tiempo. 

La corrupción también es distracción. El burócrata está distraído en cómo hacer negocio propio, en cómo engordar su cuenta bancaria y no en cómo resolver problemas urbanos. 

Aglomeración, eternidad de espera y ansiedad colectiva. La gente apretujada dentro de una cabina con ruedas, los estudiantes llegando tarde a sus clases, las muchachas en alto riesgo de ser asaltadas y vejadas por subirse a un camión urbano.

Ahora, el gobernador Samuel García ha decidido renovar la flotilla de camiones urbanos de gas y eléctricos para llevarlos a todas las colonias hacia una troncal de transborde y terminar la Línea 3, así como construir la Línea 4, 5 y 6 del Metro. Todo en tiempos récord. 

El Metro se duplicará (están tendidos 40.2 kilómetros y Samuel piensa construir 41 kilómetros más con 41 estaciones). Se hará más Metro en seis años que lo que se hizo en 35 años, con rapidez y menos costo. 

Añadámosle a eso que el Sintram (prácticamente saqueado por la pasada administración estatal y sin inversión por mas de 20 años) alimentará las rutas a la troncal y contará con cámaras de seguridad conectadas al C5, y tendrá monitoreo ambiental. 

Lleva la administración estatal poco menos de cinco meses y ya los agoreros del desastre hablan de gestión truncada. ¿Por qué mejor no reparamos en que durante estos años los metros elevados en las principales metrópolis del mundo ya se edifican con columnas esbeltas, son aerodinámicos, con sistemas modulares y tecnología avanzada? 

Las cosas también cambiar para bien. Participemos todos los nuevoleoneses analizando y (¿por qué no?) cuestionado las opciones de movilidad, pero no pateando el proyecto de Samuel García y que opera Hernán Villarreal aún antes de su arranque y menos pagando a reventadores para sabotear las consultas de vecinos. 

Una movilidad de primer mundo nos conviene a toda la gente de Nuevo León, incluso a los renegosos. 

×