OpenA
Nutrición con propósito

Los mejores y peores edulcorantes

Nutrición con propósito

Hay muchos edulcorantes que podemos utilizar para endulzar nuestras bebidas o platillos, pero ¿cuál es el mejor o el menos dañino?

Los edulcorantes son sustancias que se utilizan para agregar un sabor dulce a bebidas y alimentos. Existen edulcorantes naturales y artificiales, algunos con calorías y otros sin calorías. Hay algunos edulcorantes que se han visto relacionados a enfermedades como fibromialgia y depresión, entre muchos otros síntomas. Por eso, es importante saber cuáles son mejores y cuáles son peores para evitarlos.

Edulcorantes con calorías 

Las calorías no son malas, lo que tenemos que tomar en cuenta es fijarnos de dónde vienen las calorías que consumimos y qué aportan estos alimentos además de calorías.

Ordenados según los que menos recomiendo a los que más:

-Azúcar refinado: Viene de la caña de azúcar y es extremadamente refinado, esto quiere decir que ya le han quitado todos los nutrientes y le han agregado sustancias químicas y sólo han dejado las calorías vacías que aportan el sabor dulce. 

-Néctar de agave: Su contenido de fructosa es muy alto, por lo que no es bueno abusar de su consumo.

-Sirope de arce o jarabe de maple: Viene del árbol de arce o maple. Se hace un hoyo en el árbol para extraer la sábila y después se hierve la sábila para que se evapore el agua y se obtenga el sirope. Este proceso es mucho más natural.

-Miel de abeja: Contiene nutrientes como aminoácidos, antioxidantes, electrolitos y propiedades antimicrobianas. es recomendable comprar miel de abeja cruda, orgánica y local.

-Azúcar de dátil: Es la mejor opción, ya que es el dátil triturado, por lo que es el único alimento entero de estos edulcorantes. El dátil contiene fibra, vitaminas y minerales.

Edulcorantes no calóricos. 

Hay otros edulcorantes que no aportan calorías, no necesariamente porque no las contengan, sino porque su poder endulzante es tan alto que se necesitan cantidades muy pequeñas para endulzar.

Ordenados según los que NO debemos utilizar a los que sí son aptos:

-Acesulfame-K: Se encuentra ya añadido en algunos alimentos empaquetados. En algunos estudios se ha visto que podría causar daños al ADN, por lo que no es seguro consumirlo normalmente.

-Aspartame: Debe evitarse porque se ha relacionado en algunos estudios con hipertensión, depresión y cáncer. El aspartame se encuentra sobre todo en refrescos y bebidas “light”, una razón más para evitar estos productos.

-Sucralosa: Conocida como Splenda, endulza 600 veces más que el azúcar. Sin embargo, la sucralosa podría desencadenar migrañas por lo que entre menos consumas de este producto, mejor.

-Estevia: La mejor manera de consumir estevia para poder obtener todas sus propiedades medicinales es usando la hoja seca molida o infusionada directamente.

Tomemos en cuenta que los edulcorantes no son alimentos indispensables en la dieta y deben utilizarse con moderación, eligiendo siempre los más naturales y que contienen más que solamente azúcar y calorías vacías.

×