Madero, el otro


En junio de 1910 se llevaron a cabo las elecciones primarias para la presidencia de México, después de haber tenido como único mandatario durante 30 años al Gral. Porfirio Díaz.

A propósito de ese suceso por el cual este mes se cumplen 109 años, es oportuno mencionar la figura de Francisco I. Madero, quien fuera uno de los principales opositores de la dictadura y uno de los iniciadores de la Revolución Mexicana, proclamando la no reelección.

Ignacio Solares en su libro Madero, el otro – la dimensión íntima y espiritual del revolucionario - habla del hombre que además de haber estado involucrado en la política y en esa gesta revolucionaria, también tenía un vínculo con las ideas místicas, los sueños e inclinaciones al espiritismo.

Solares recrea episodios históricos que definen el carácter de Madero ante las adversidades políticas, y en ese ejercicio de reconstrucción hace que las voces se moldeen a tono de las creencias que practicaba.

De forma novelada Madero, el otro nos describe al Madero espiritista, abstemio, vegetariano, homeópata y pacifista, a pesar de la lucha sangrienta que tuvo que liderar: "no hay que hacer uso de las armas para liberar a un pueblo, hay que hacer uso de la pasión contraria, el amor". Y sobre sus ideas del perdón: "En Monterrey, cuando entraron los constitucionalistas, el pueblo me hizo hablar y refiriéndome a los enemigos decía yo que eran nuestros hermanos equivocados y había que amarlos siempre como a hermanos".

Solares menciona a través de palabras de Roque Estrada, quien fuera compañero de Madero y es una de las voces narradoras: "Nadie como el Sr. Madero para aguantar el hambre, después de días de casi no comer, nos presentaban un buen trozo de carne como único platillo, y (Madero) con una impasibilidad absoluta decía: `No puedo comerlo, soy vegetariano´.

Un protagonista de la historia de México se descubre y revela a través de frases como: "Las únicas riquezas que posees son tus buenas acciones" o "la iniciación espiritual comienza por aprender a mirar un atardecer".

Este libro que como relato histórico ha sido reeditado un sin número de veces desde 1989, es una lectura esencial para acercarnos a la figura de Francisco I. Madero, quien fuera traicionado y asesinado junto a José María Pino Suárez en la llamada Decena Trágica de 1913.

Ignacio Solares, originario de Chihuahua, es escritor, investigador, dramaturgo y articulista. Ha publicado más de una quincena de libros y merecido múltiples premios entre los que destacan el Premio Xavier Villaurrutia (1998) y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura (2010).

Volver arriba