OpenA
Sí-Neh

Mentalidad de tiburón… ¿o de tigre?

Sí-Neh

Mentalidad de tiburón… ¿o de tigre?

Uno nunca sabe de lo que es capaz, hasta que llega el momento.

The White Tiger (2021) dirigida, escrita y basada en el bestseller del New York Times. Es dirigida y adaptada a la pantalla por Ramin Bahrani, quien dirigió la adaptación de Fahrenheit 451 del 2018 y la aclamada 99 Homes del 2014.

Balram (Adarsh Gourav) aprovecha una oportunidad para convertirse en el chofer de Ashok (Rajkummar Rao), el hijo de un importante y adinerado empresario de la India conocido como El Stork (Mahesh Manjrekar), esperando lograr con este empleo, un salario y una vida más digna.

Sin embargo, nada es tan fácil como parece ya que a pesar de que está trabajando en lugares más lujosos, Balram es explotado, abusado y tratado como esclavo, cosa que lo lleva a darse cuenta que no basta estar en un mejor lugar, tiene que buscar una forma de salir de su posición, cueste lo que cueste, sin importar quién se interponga.

La película es bastante disfrutable aún si no has leído el libro en el que está basada; el estilo visual te comunica muchas de las cosas que están pasando en la cabeza de los personajes, sin tener que usar palabras, lo que sirve como un reemplazo a la narración de la novela.

Otro elemento con buen resultado, son las actuaciones del elenco, especialmente de nuestro personaje principal pues a pesar de que este haya sido su primer largometraje Adarsh Gourav, se entrega por completo al papel, logrando buena mancuerna con Rajkummar Rao y Priyanka Chopra (Pinky Madam).

La historia toca varios temas, pero uno que resalta, es la forma en la que se narra la ambición desmedida, ya que en vez de irse por la trillada ruta de sólo decir que es malo y que corrompe el alma, señala a la desigualdad social como origen.

Vemos a un personaje que es llevado al límite de su estabilidad mental y emocional hasta considerar llevar a cabo atrocidades con tal de conseguir lo que se le prometió ‘sería suyo’. 

Es un drama muy tenso y con personajes muy reales y creíbles. La mejor comparación que podría hacer para describirla es como una fusión de Slumdog Millionaire y Wolf of Wall Street, pero con una moraleja muy diferente a esas dos. 8/10.

más del autor
×