OpenA
En Visión Millennial

Monterrey de mis amores 

En Visión Millennial

Monterrey de mis amores 

Tengo orgullo de ser del norte, del mero San Luisito porque de ahí es Monterrey... de los barrios el más querido por ser el más reinero... ¡Sí señor! Barrio donde nací. 

Este 20 de septiembre nuestra ciudad de Monterrey festejó su cumpleaños número 426, y aunque los regiomontanos nos sentimos orgullosos de serlo todos los días, naturalmente nuestro entusiasmo incrementa en la celebración de su fundación, porque nos recuerda todo lo que nuestra tierra representa. 

Nuestra gran ciudad es símbolo de esfuerzo y trabajo, es por eso que la industria ha destacado en esta tierra desde hace muchísimos años, y es que aquí el tema laboral es un tema sagrado, aquí la fuerza trabajadora se ha destacado en comparación con la del resto del país. ¿Por qué? Porque es parte de nuestra cultura el ser sobre esforzados.

Monterrey ha vivido cosas maravillosas pero también situaciones caóticas, hasta tiempos muy oscuros, pero por más difícil que hubiese sido la situación, nuestra ciudad ha salido adelante, y no, no es por "pura suerte", sino porque es la meritita Sultana del Norte, la más chula y regia ciudad de este lado del mapa mexicano. 

Gobernantes van y gobernantes vienen, pero Monterrey sigue siendo firme, nuestra hermosa Sultana del Norte se ha llenado de gloria y estoy segura de que los tiempos serán para mejor, porque nuestra tierra no se queda atascada en el tiempo sino que con el paso de los años va evolucionando convirtiéndose en una ciudad cosmopolita. 

Monterrey es una gran ciudad, una de las más importantes de México, reconocida internacionalmente por su historia y su empuje. A donde quiera que vamos siempre presumimos nuestra tierra que nos llena de orgullo, y es que con el paso de los años no se nos ha olvidado de qué estamos hechos los regiomontanos, sino que lo reafirmamos. 

Monterrey ha tenido destacados personajes que han forjado la historia, y lo más importante es que en la actualidad seguimos el ejemplo de ser fuertes y trabajadores, amamos nuestra ciudad porque ella nos ha cobijado con felicidad, porque nos ha arropado y nos ha forjado. Y no es por vanidad pero la verdad que es un gran orgullo ser regiomontano. 

Habemos regios por nacimiento, pero también hay que darles su lugar a los regios por adopción, esas hermanas y hermanos que han adoptado nuestras costumbres y aman nuestra ciudad profundamente, que aquí hacen su vida y hasta hicieron familia. A ellos los queremos mucho porque han aprendido a amar nuestras tradiciones, nuestra historia y nuestras curiosidades. 

Los regios somos fuertes, muy trabajadores, incansables, nobles, de buen corazón, aguerridos y cada que se presenta alguna adversidad en nuestra ciudad en lugar de tirarnos a llorar lo que hacemos es salir fortalecidos, así se lo hemos demostrado a México y al mundo una y otra vez. 

Que gran orgullo ser regio, que gran orgullo ser de Monterrey... Mi amada ciudad, que sigas cumpliendo muchos años más siempre llena de brillo y orgullo, que nuestra generación y las que vienen te sigamos cuidando, honrando y llevando tu nombre muy en alto. ¡Feliz cumpleaños mi adorada Sultana del Norte!

×