Neurosis, sustancias y literatura


Hace algunos meses llegó a mis manos un libro que habla de lo que pocas veces se habla en entrevistas con quienes están en reflectores de la literatura nacional. En mi buró desde entonces, se encontraba la ventana a esas conversaciones que poco a poco abría y cerraba con el paso de los días. Se trata de Neurosis, sustancias y literatura. 21 conversaciones con escritoras y escritores más o menos jóvenes por Mariana H.

Me pongo a tono de Mariana para confesar que fue ella quien me brindó el libro entre tragos y risas en un restaurante de mariscos de la ciudad. De manera que al leer la mayoría de sus diálogos era como evocarla en esa mesa increpando con su voz de pirata, como ella misma la describe, divertida y curiosa a sus entrevistados. Con música de fondo, interrupciones de un mesero o simplemente con comida en la boca, la manera en que Mariana sabe aproximarse convierte en un afortunado hallazgo cada una de las personalidades de quienes entrevista.

Fue Juan Domingo Argüelles quien declaró que la entrevista es parte de los géneros literarios, por pertenecer al género del diálogo, que lo mismo utiliza herramientas literarias que periodísticas. Mariana cultiva esa experiencia al proveernos no sólo un lenguaje propio, sino también una estructura narrativa que denota una consciencia muy clara de lo que ella quiere y cómo lo quiere transmitir al lector.

Mucho han contribuido el cine, la música, incluso la misma literatura en forjar una imagen del escritor alejada de sentimientos de responsabilidad, la falta de religión, de cómo se contempla el mundo que les rodea lejos de la bohemia o las bibliotecas. Lo cierto es que, a escritores y escritoras mexicanas que crecieron en los ochenta y noventa les ha tocado asumir cambios y ritmos sociales que se ven reflejados en lo que escriben y en lo que viven; y su forma de ser no es nada como la pintan en su totalidad los estereotipos del escritor. En las páginas de Neurosis, sustancias y literatura encontramos que hay quienes escriben viviendo paternidades responsables, quienes viajan todo el tiempo hacia la búsqueda de su identidad en la escritura, quienes sacan a su perro a pasear, hacen ejercicio, crean sus rutinas, escritoras que son madres y se comprometen a sus inquietudes literarias, quienes consumen drogas o beben de más; al final, escritores y escritoras que se han rozado con la violencia que vive el país desde que nacieron hasta la fecha; personas a quienes se les cuestiona sobre nuevos modelos de relaciones amorosas, sobre su fe y religión, sobre sentirse parte de una generación que represente a la literatura mexicana.

Este libro, además de ser un profundo y fructífero conversatorio, desde lo literario hasta lo personal, es también un amplio referente de lecturas, escritores y escritoras que la están rompiendo, tendencias y formas diferentes de abordar la creación literaria.

Mariana H es conductora de radio y televisión desde hace veinte años. Se ha especializado en temas de literatura y música.

Volver arriba