OpenA
En Visión Millennial

No seas de los rezagados

En Visión Millennial

No seas de los rezagados

El Covid-19 dio una dura pelea por dos años, convirtiéndose naturalmente en el enemigo número uno de la población, hoy Nuevo León va más que bien debido a que tras quitar el uso obligado de cubrebocas al exterior y retirar varias restricciones, los números de contagios van a la baja, lo que se está sintiendo como decisiones correctas en momentos adecuados.

Por ejemplo, el pasado domingo se registraron 38 casos confirmados y el lunes tan sólo 37, esto a pesar de que en últimos días se han presentado eventos masivos y se pronosticaba que los contagios se incrementarían, lo cual afortunadamente no fue así.

Las autoridades están haciendo todo lo posible y lo que está en sus manos para saltar a una nueva fase en el tema de Covid-19; sin embargo, ahora nosotros los ciudadanos debemos tener la responsabilidad de hacer lo que nos toca para continuar por un buen camino.

La Secretaría de Salud de Nuevo León hizo un llamado a la población para que completen sus esquemas de vacunación y así poder lograr la tan anhelada inmunidad colectiva, porque señalan que se pueden registrar nuevas variantes de coronavirus y es necesario que los niveles de inmunidad se fortalezcan.

"El llamado a la vacunación es un punto importante... Porque nuestros avances, aunque son importantes, también es relevante decir que no son suficientes para mantener una inmunidad alta", mencionó Alma Rosa Marroquín, titular de la Secretaría de Salud de Nuevo León. 

Es sumamente importante que los ciudadanos rezagados acudan a ponerse la segunda y la tercera dosis, ya que hay muchos que sólo se quedaron con una cuando se requiere que completen todo el esquema de vacunación.

En Nuevo León, el 92% de las personas mayores de edad tiene la primera dosis, el 85% cuenta con dos dosis y sólo el 44% tiene las tres dosis. Las campañas de vacunación han tenido constancia, sin embargo es la misma ciudadanía la que ha dejado de ir a aplicarse el esquema completo.

Creo que como sociedad estamos de acuerdo en que queremos por fin vencer a la pandemia, entonces si vamos tan bien y si los casos van a la baja, no deberíamos de deslindarnos del tema de las vacunas, porque precisamente las mismas vacunas han demostrado que salvan vidas y lo podemos ver en el número de las defunciones si comparamos a los meses donde no había vacunación.

El llamado es a ser una comunidad responsable, y animar a quienes aún no se han puesto la segunda o tercera dosis a que acudan a vacunarse. Estamos siendo optimistas en que los números de contagios van a la baja pero no podemos ignorar lo que ya está ocurriendo en otras partes del mundo con la nueva variante, entonces tenemos una responsabilidad colectiva de prepararnos ahora para que en unos meses podamos saltar esta nueva prueba.

A lo anterior, y siguiendo con el optimismo, si los rezagados acuden a vacunarse y el número de vacunados sube, la inmunidad colectiva se fortalece, y así será como el gobierno de Nuevo León junto a sus expertos en salud podrían analizar el por fin eliminar la obligatoriedad en el uso de cubrebocas al interior.

Insisto, está en nosotros mismos en colaborar como sociedad. ¿Ya estamos cansados de utilizar cubrebocas, no? Entonces hagamos lo propio, y si ya tenemos nuestro esquema completo entonces animemos a los demás también a completarlo. Hagamos ese pequeño esfuerzo que nos traerá grandes beneficios, sumemos como ciudadanía, dejemos la apatía y tomemos la responsabilidad que nos corresponde.

×