OpenA
En Visión Millennial

¿Nos estuvieron mintiendo?

En Visión Millennial

¿Nos estuvieron mintiendo?

La buena noticia es que las cifras de casos confirmados de Covid-19 han disminuido drásticamente en Nuevo León, es por eso que la reapertura va a pasos agigantados, después de casi dos años de pandemia por fin podemos sentir que estamos avanzando, lo cual es beneficioso para nuestro estado.

Con la entrada de la nueva administración estatal encabezada por Samuel García llegan otros tiempos, y otras formas de gestionar a Nuevo León, pero… ¿No se les hace raro que tan pronto inició el nuevo gobierno los casos bajaran drásticamente? ¿Será que “El Bronco” y Manuel De la O nos mintieron durante todo este tiempo? De comprobarse eso sería gravísimo.

A mí y a muchos se nos hace muy raro que en estos días de nuevo gobierno las cifras bajaran tan drásticamente, cuando podemos tomar en cuenta que durante casi un año y ocho meses los casos no cedían. Pero ojo, no se trata nada más de sospechar por sospechar sino que ahora sale a la luz cómo operaban algunos pidiendo moches y extorsionando, aprovechándose precisamente de la pandemia.

Desde el principio de la pandemia se pudo notar cómo la autoridad estatal de ese entonces estaba empeñada en seguir con una campaña de miedo, que si lo analizábamos bien nos podía mostrar una clara intención de tener control entre la población. ¿Pero por qué querrían “El Bronco” y Manuel De la O que la gente estuviera asustada?

Al principio de la pandemia evidentemente no sabíamos bien lo que estaba ocurriendo, ya que el virus del Covid-19 era algo nuevo en todo el mundo, y por eso si algún gobierno se equivocaba en su estrategia hasta cierto punto podría ser justificado; sin embargo, ya cuando los ciudadanos aprendimos a cuidarnos y cuando la población vulnerable ya estaba vacunada, entonces era lógico que la reactivación llegara lo más rápido posible pero no fue así. ¿Qué ganaba la autoridad de aquel entonces en mantener cerrada la economía?

Bueno pues desde hace unos días algunos empresarios han denunciado que la autoridad estatal de aquel entonces les exigía ‘moches’ o sino les clausuraban, señalando que los inspectores no cuidaban que se aplicaran las medidas sanitarias, ni los protocolos, ni el cuidado de los aforos, más bien iban para ver si podían extorsionar; es decir, que unos cuantos se aprovecharon para sacar ventaja económica abusando totalmente de su poder, por eso podría ser entendible que les convenía mantener su campaña de miedo y control.

El mal actuar de algunos inspectores es gravísimo, pero también es gravísimo que ahora se caiga todo el teatro de Manuel De la O, ya que la estrategia nunca fue preocuparse realmente por la salud de los nuevoleoneses.

Lo más grave del caso es que con estos señalamientos y con las bajas cifras de casos, algunos sospechan que la autoridad estatal estuviera mintiendo sobre los números confirmados para así sacar ventaja, pero eso sería terrible porque… ¿Imagínense tener engañado a todo un pueblo sólo para sacar ventajas? ¿Quiere decir que Manuel De la O nos mintió durante todo este tiempo? ¿Por eso hacia tanto show y seguía aferrado a su campaña de miedo?

El gobernador Samuel García señaló que ahora los inspectores de la Secretaría de Salud van a portar un gafete con un código QR, y pidió a la ciudadanía estar muy al pendiente, y hace muy bien. Ahora también tendría que investigar muy a fondo a todos esos señalados por pedir “moches”, porque lo más vil es que algunos se aprovecharon de la pandemia para su propio beneficio.

Otro punto muy importante es que, bien haría Samuel García en hacer una auditoría a esas listas diarias de “casos confirmados” que presentaba la anterior administración, porque hay algunas fuentes que señalan que en muchos de esos documentos había gente registrada y que en la misma lista estaba duplicada o hasta triplicada, o que simplemente no les ponían el nombre lo cual es muy raro y podría tratarse de un caso donde efectivamente se inflaban los números para poder seguir justificando las restricciones.

Si Samuel indaga lo más que pueda y hace lo más que pueda, entonces podría destapar otra cloaca, y esa sería el comprobar que nos mintieron por mucho tiempo, porque recordemos que los cierres y las restricciones provocaron que cientos de negocios quebraran y tuvieran que cerrar, generando desempleo y una crisis económica sin precedentes.

×