OpenA
Siete Puntos

¿Nuevos mártires mexicanos?

Siete Puntos

¿Nuevos mártires mexicanos?

1. La Guerra de los Cristeros o Cristiada, dividida en dos etapas: de 1926 a 1929, y de 1934 a 1938, fue un conflicto bélico entre el gobierno y militantes católicos que se oponían a la llamada Ley Calles, la cual buscaba limitar y controlar el culto católico en la nación. Se estima que fallecieron alrededor de 250,000 personas, entre civiles, efectivos de las fuerzas cristeras y del Ejército Mexicano. La conflagración arrojó un modus vivendi de tolerancia y respeto mutuo, y que vino operando en México en los años siguientes,...

2. ... hasta que con Salinas de Gortari, entre 1991 y 1992, se dio la reforma jurídica e institucional de las relaciones entre las agrupaciones religiosas, y el Estado mexicano. De los cambios que se dieron hay que destacar: el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el Vaticano, la modificación a varios artículos de la Constitución y, especialmente, la creación de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. De modo puntual insiste esta normatividad en la prohibición de que los ministros de culto...

3. ... realicen proselitismo a favor o en contra de candidatos, partidos, asociaciones e ideologías políticas. Esto, obvio, durante las campañas electorales. Pues resulta que la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial acaba de determinar por unanimidad que "ministros de culto religioso, católicos, transgredieron los principios constitucionales de separación Iglesia-Estado y equidad e igualdad en la contienda por la difusión de videos en el marco del proceso electoral 2020-2021...".

4. Los afectados son dos cardenales-arzobispos –uno emérito–, un obispo y dos curas. Según palabras tanto de los funcionarios como de diversos medios impresos y digitales, los clérigos alentaron a "meditar bien el voto, rezar para pedir luz a Dios, y no votar por promotores del aborto y la ideología de género". Me llaman la atención tres cosas. En primer lugar, si alguien infringe la ley debe ser sancionado, sea un laico o un cardenal. Por lo que argumentar que se quiere callar a los pastores por decir la verdad no es conducente.

5. Eso sí. Llama la atención que partidos políticos ligados a iglesias evangélicas, como el Partido Encuentro Social, que apoyó de manera ostensible al hoy Presidente de la República, no se le haya sancionado de acuerdo a la mencionada ley. En el mismo tenor, no se puede dejar de lado que es el partido en el poder quien presentó la denuncia contra los clérigos. Se suma esta escalada persecutoria a la ya emprendida contra académicos, el INE, las clases medias, padres de niños con cáncer y todos aquellos sectores incómodos.

6. Cuidado. Todas las religiones, incluida la católica, tienen en sus filas a militantes tan observantes de su credo, algunos rozando el fanatismo, que estas acciones en su contra les colocan en la frontera del martirio, algo más deseado que rechazado, sobre todo en quienes aspirarían a ofrendar la misma vida en aras de su fe. Las sanciones en contra de los clérigos apercibidos están aún pendientes. Veremos si no llegan con tal dureza que provoquen una reacción similar o peor por parte de ellos y/o de sus simpatizantes. Cuidado. No generemos nuevos mártires.

7. Cierre ciclónico. Siempre he pensado que lo bueno inicia desde antes. Un maratón, por ejemplo, no inicia en el momento de la largada, sino varios meses previos con la decisión de correrlo, la inscripción y, sobre todo con los extenuantes entrenamientos. El próximo domingo inicia el Adviento, que es tiempo asignado por la Iglesia católica para la preparación a la Navidad. ¡Qué tan importante no será que se le dedica todo un mes para llegar bien dispuestos! Ojalá nuestra preparación sea más interior que exterior.

papacomeister@gmail.com

×