OpenA
Carrera por el Imperio

Objetivos de nación comenzarán a generar más restricciones a empresas globales de tecnología

Carrera por el Imperio

Objetivos de nación comenzarán a generar más restricciones a empresas globales de tecnología

La plataforma que ofrece servicio de transporte privado, DiDi, de origen chino, ha sido objetivo de investigaciones en los pasados meses por parte de autoridades de dicho país, en específico por la agencia de Administración del Ciberespacio, previo al lanzamiento de su oferta pública inicial para estar enlistada en la Bolsa de Nueva York en EUA.

Lo anterior afectó el procedimiento, bajo el argumento que DiDi resguarda una significativa cantidad de datos privados de ciudadanos chinos, los cuales pudieran ser vulnerados o revelados a un gobierno foráneo. La situación pudiera inclusive ameritarle una sanción a Didi, por llevar a cabo el procedimiento financiero. Las autoridades en China además ordenaron remover la app de las tiendas electrónicas de aplicaciones, lo cual imposibilita a la empresa incorporar nuevos usuarios, mas tiene permitido aún atender a los actuales.

Se estima que DiDi tiene aproximadamente 550 millones de usuarios, de los cuales 75% están basados en China. Otro caso similar ocurrió con la empresa de comercio electrónico, Alibaba, también de origen chino, que el año pasado tenía planeado el lanzamiento de su oferta pública inicial, el cual fue cancelado, y posteriormente recibió una sanción económica por parte de autoridades chinas. Por lo pronto, las medidas de ciberseguridad para empresas chinas fueron actualizadas, definiendo nuevos niveles que someten a revisión a las compañías de tecnología que cuenten con información personal de más de un millón de personas.

Mi análisis y prospectiva: La lectura de política exterior es clara. China estará impidiendo al menos a sus grandes empresas de tecnología enlistarse en la bolsa de EUA para evitar cualquier influencia, control, o compromiso que vulnere la información de sus empresas con dicho gobierno. Además de la ciberseguridad, el riesgo global para gobiernos demócratas liberales y autócratas es el mismo: tener identificado y conocer los patrones de conducta y datos privados de sus ciudadanos.

Alta probabilidad que el escrutinio y las regulaciones para las plataformas y grandes empresas de tecnología, que concentran y controlan significativa información privada de usuarios, tendrán un incremento de los requisitos por parte de los gobiernos de origen de la compañía, así como de los foráneos, para garantizar en la medida de lo posible que la información privada de sus ciudadanos no sea utilizada por otros gobiernos.

El reto para las compañías de tecnología es complejo, ya que implicaría adaptar sus plataformas a distintos protocolos de los países, mientras que deberán además de asegurar y transparentar el resguardo y explotación de los datos personales de usuarios. De lo contrario, el riesgo de “segregación tecnológica” de plataformas entre naciones es latente.

Para el gobierno de China y sus empresas, la implementación de nuevos lineamientos es prácticamente inmediata dado su sistema de gobierno. Para otros países, implicará primero discusión de las partes y procedimientos jurídicos. En el caso de que este tipo de regulaciones más estrictas sean generalizadas en la mayoría de los países, la afectación en la valuación de las compañías y su acción será temporal, para luego normalizarse.

Reflexiones de impacto: para los inversionistas en plataformas tecnológicas, la sugerencia sería revisar y ajustar con anticipación su portafolio con el fin de aminorar el impacto de valuaciones. Las empresas relacionadas con la creación de tecnologías de información pudieran aprovechar el surgimiento de nuevos proyectos para la adaptación de múltiples tecnologías a distintos mercados.

×