OpenA
Carrera por el Imperio

Orden nuclear cambiará, China procurará igualar arsenal de EUA

Carrera por el Imperio

Orden nuclear cambiará, China procurará igualar arsenal de EUA

En el marco de la Guerra Fría entre EUA y Rusia, uno de los principales aspectos de competencia que implicaba superioridad era la cantidad de armas nucleares con las que contaba cada potencia. EUA y Rusia se convirtieron, y siguen siendo, los países que cuentan con el mayor potencial nuclear. 

En 1991, ambos países firmaron un tratado bilateral de reducción y limitación de armas, incluyendo su arsenal nuclear. El acuerdo ha logrado permanecer a través de su recurrente renovación y sigue vigente a la fecha. En febrero de este año, antes de su vencimiento, se refrendó su compromiso por cinco años más. 

Por otra parte, distintas fuentes e instituciones relacionadas con el tema, informan que recientemente fotos satelitales muestran que China está construyendo numerosos silos para misiles. China logró en 1964 convertirse en una nación con capacidades nucleares militares. Por décadas, su postura fue mantener una mínima capacidad de coerción y represalia ante un posible ataque nuclear, pero a partir del año 2000, ante su crecimiento y avance, China comenzó también su modernización y crecimiento armamentista, e inclusive su Presidente, Xi Jinping, ha declarado que lograrán ocupar en el largo plazo la “posición dominante” a nivel global.

Mi análisis y prospectiva: Por décadas, la competencia de armamento nuclear ha mantenido un relativo equilibrio liderado por EUA y Rusia. Ambas naciones tradicionalmente han tenido el principal liderazgo en las negociaciones de límites, acuerdos y autorización de inventario nuclear, así como un relativo control de los países que pueden aspirar a su producción. China, dentro de sus objetivos de posicionamiento como potencial global, está consciente que para convertirse en la primera potencia, y para tener mayor ponderación en las decisiones, requiere incrementar su capacidad armamentista al menos al nivel de EUA, quien actualmente es el país de referencia al hablar de poderío militar y presencia a nivel global. 

De momento, no existen acuerdos o elementos que impidan a China concretar sus planes de crecimiento de armamento nuclear, y no cesará hasta al menos igualar a EUA. Por lo tanto, es previsible que EUA alerte e intente detener este avance, mas está en duda el apoyo de otras naciones para lograrlo. Ante la expectativa de su expansión armamentista, en el mediano y largo plazo es de esperarse que otros países dentro y fuera de la región, decidan tener mayor acercamiento con China o inclusive formalizar alianzas de defensa e intercambio de información militar; es decir, en un futuro China pudiera encabezar un símil de la OTAN con sus aliados de la región, donde países que también ya cuentan con arsenal nuclear, y que mantienen alguna animadversión hacia EUA, pudieran integrarse. 

Si China logra igualar las capacidades nucleares de Rusia o EUA, las nuevas negociaciones nucleares ya no serán entre dos potencias, sino entre tres. Al respecto, estudios y teorías consideran que las negociaciones entre tres son más complejas y menos estables que las negociaciones bilaterales. 

Además del potencial nuclear, las potencias globales seguirán buscando la complementariedad de las capacidades de ciberataques y de tecnología espacial, entre otras. La intensa competencia entre EUA y China continuará en diversos frentes. Rusia pudiera tener un rol que modifique momentáneamente la balanza de poder nuclear, aunque de momento, parecería que su cercanía con China es mayor que sus posibles coincidencias con EUA.

×