OpenA
El debate equis…

PAN y Morena, tiempo de madrazos internos…

El debate equis…

PAN y Morena, tiempo de madrazos internos…

Decía Manuel Camacho Solís que de la nada las cosas se resolvían y, sin embargo, lo que vemos en el PAN y en Morena es una secuencia de rudos madrazos internos que demuestran que la guerra por Tamaulipas no será fácil para nadie. 

Eso sí, los dos equipos preponderantes, el PAN y Morena tienen la certeza de que pueden y van a ganar la elección. Y no es disparate, en análisis simple y sin que nadie confunda sus deseos personales y líquidos, con la capacidad de cada equipo, concluimos:  La moneda está en el aire. 

Hay expertos de la calidad de Roy Campos, quien fue claro al señalar que si bien los datos de salida favorecen ampliamente a Morena, una vez realizadas formalmente las alianzas, los números cambian y el PAN puede ganar. 

Cierto, el poderío territorial de la 4T es muy evidente. Tienen Laredo, Reynosa, Matamoros, Madero, Altamira, Victoria, pero aun faltan muchas historia que contar y al interior Morena está viviendo una campal interna que nadie puede ocultar. 

Los equipos de Américo Villarreal y de Rodolfo González están exhibiendo sus rudezas, sin que exista un árbitro que contenga las partes. Ya se llevaron al baile al alcalde de Victoria, Lalo Gattás, y al diputado Erasmo González –tiempos de aprendizaje–, y la reacción es igualmente dura sin que se muestre un mediador, porque además la evidencia es que incluso Mario Delgado ha tomado parte. 

Y aquí lo advertimos, RGV habría de crecer y por lo mismo AVG estaría jugando ya a las vencidas. Las encuestas así lo revelan, pero habrá que esperar, que de aquí a que decidan al candidato, escribiremos muchas fabulosas fábulas. 

En lo general, los tres aspirates del PAN, César Verástegui, Gerardo Peña y Chucho Nader, están mostrando sus mejores galas porque tiene la certeza de que no existe acuerdo con nadie; por decir lo menos y que la alianza con el PRI y el PRD los hará más fuertes. 

En buen español, saben que si el gobernador, el PAN de Luis “Cachorro” Cantú, endurecen posiciones y muestran toda su fuerza organizacional, cualquiera puede ser gobernador. 

En Morena el tema es más ufano y afirman que la 4T puede sentar al que sea, obviamente no de los 38, si no de los finalistas formales que están en el corazón de Andrés Manuel López Obrador. Se los insisto, aunque me reclamen de que ellos son democráticos y diferentes al PRI del que la mayoría brotaron. 

Así las cosas rumbo a un proceso donde la parte fácil, en términos de control de sus aspirantes la tiene Acción Nacional, mientras que en Morena el ADN PRI-PRD y todo lo que significa en términos de tribus es mucho más complicado y los 2x4 en la espalda están a la menor provocación. 

Yo solamente insisto, en ambos partidos los aspirantes están en todo su derecho de ayudar a sus grandes electores a decidir, aun se jueguen el futuro, porque tanto AMLO como FCDV tienen la llave final del voto y en su caso, del veto. 

Se tenía que decir y se dijo…  

Correo: eleazarmedia@gmail.com       

Twitter: @jeleazaravila

×