OpenA
Opinión

Pilotos aviadores ¿discriminados por edad?

Opinión

Pilotos aviadores ¿discriminados por edad?

La profesión de piloto aviador conlleva infinidad de riesgos y medidas para evitarlos, la regulación nacional e internacional entorno a los requisitos y restricciones a que están sujetos los pilotos es bastante rigurosa al grado de establecer disposiciones que degradan la categoría de éstos únicamente por razón de su edad. ¿Existe una justificación legal para ello?

Para poder dedicarse a la profesión de piloto aviador es necesario acreditar ante la autoridad aeronáutica ser titular de una licencia vigente y contar con la constancia de aptitud psicofísica vigente. De acuerdo al Reglamento para la Expedición de Permisos, Licencias y Certificados de Capacidad del Personal Técnico Aeronáutico, para los aviones de ala fija existen cuatro tipo de licencias, a saber: privado (aeronaves con peso máximo de despegue de hasta 454 kg), agrícola (aeronaves destinadas al servicio agrícola o de fumigación aérea), comercial (aeronaves con peso máximo de despegue de 5,700 kg) y de TPI (aeronaves con peso máximo de despegue incluso superior a los 5,700 kg).

El propio reglamento establece claramente que al cumplir 60 años de edad las actividades que la licencia de piloto TPI permite ejercer se limitaran para no actuar como piloto al mando de una aeronave dedicada a operaciones de transporte aéreo comercial internacional, ni de aeronaves con peso máximo de despegue superior a 5,700 kg. De igual forma, se prohíbe a pilotos mayores de 60 años de edad operar solos aeronaves dedicadas a operaciones de transporte aéreo comercial internacional o en el caso de operaciones con más de un piloto, cuando hayan cumplido 65 años.

Como se ve, la reglamentación es clara al establecer restricciones y prohibiciones únicamente por cuestión de edad, lo que en principio podría ser violatorio del principio de no discriminación que prohíbe las distinciones basadas en cuestión de edad, a menos que exista una justificación para ello. 

La regulación mexicana obedece en buena medida a la regulación internacional, de hecho desde 1999 México es parte del Convenio sobre Aviación Civil Internacional mejor conocido como Convenio de Chicago, en el cual se regulan las normas de aviación civil con el fin de armonizar el Derecho Público Internacional Aeronáutico preservando la seguridad general. Derivado de la suscripción de dicho convenio, se creó la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que tiene entre sus funciones el promover los reglamentos y normas únicos en la aeronáutica mundial.

La OACI ha establecido que todo piloto mayor de 60 y menor de 65 años puede operar como piloto al mando de una aeronave en operaciones comerciales de transporte aéreo internacional de más de un piloto, quedando prohibido hacerlo a partir de los 65 años de edad. Como se puede ver, la regulación mexicana tiene cierta similitud con las reglas promovidas por la OACI, aunque en México se restringe aún más a los pilotos a partir de los 60 años, ambas regulaciones son coincidentes al establecer una prohibición tajante para vuelos comerciales de transporte aéreo internacional a partir de los 65 años. 

En 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resolvió una controversia en la que un exempleado de una aerolínea alemana argumentó que la prohibición de operar aeronaves a partir de los 65 años ocasionó que fuera despedido de su trabajo, alegando que el límite de edad era "discriminante por razón de edad y vulneraba su libertad profesional". El tribunal estableció que el límite de edad de 65 años era pertinente porque "es innegable que las capacidades físicas necesarias para ejercer la profesión de piloto disminuyen con la edad"; por lo tanto, conforme el principio de proporcionalidad, el límite de edad establecido tiene como finalidad evitar que la disminución de capacidades físicas después de los 65 años sea la causa de accidentes. 

En 2019, la Agencia Europea de Seguridad Aérea realizó un estudio analizando las limitaciones de edad para pilotos comerciales con el objetivo de verificar si las restricciones de edad actuales son eficaces, entre otras cosas, de dicho estudio se concluyó recomendar ampliar el límite de edad de los pilotos que vuelan aeronaves de un solo piloto de 60 a 65 años con el requisito de que se realicen un examen médico cada seis meses y que se mantenga el límite de edad para operar en vuelos de múltiples pilotos en 65 años ya que existe evidencia concreta que a partir de esta edad las condiciones psicofísicas de las personas se deterioran, por lo que el hecho de que sigan pilotando puede constituir un riesgo para las personas a bordo de la aeronave.

En este contexto, aunque exista cierta divergencia entre la regulación nacional y la internacional sobre las aeronaves que puede o no operar un piloto a partir de los 60 años, la legislación mexicana, la internacional y las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea son coincidentes al prohibir que pilotos mayores a 65 años operen aeronaves en vuelos comerciales de transporte aéreo internacional. Si bien es notable la existencia de una distinción por razón de edad, hasta donde se ha demostrado ésta obedece principalmente a que a partir de dicha edad las condiciones psicofísicas de las personas se deterioran.

La situación podría prestarse bastante injusta en una época en la que el promedio de edad en la humanidad ha aumentado y en la que se ha demostrado que los hábitos de cuidado personal y buena alimentación son factores determinantes para la buena salud.  

Alternativas como someter a los pilotos a mayores controles de salud para garantizar la seguridad del tráfico aéreo o la implementación de dispositivos que puedan monitorear su salud en todo momento, pudieran parecer caminos a explorar; sin embargo, para las aerolíneas y compañías tal vez sea más práctico renovar a sus pilotos cada cierto tiempo que pensar en soluciones que les permitan ejercer su profesión atendiendo a sus capacidades y real estado de salud, no a una determinación genérica basada en la edad. El gremio de los pilotos es bastante numeroso e importante para la vida comercial de un país por lo que, no deberíamos descartar que con la fuerza de su unión puedan lograr que realmente se exploren soluciones que permitan prolongar la vida profesional de los pilotos.

×