Opinión

El debate equis…|PRI Tamaulipas, el tercer exilio...

Opinión

PRI Tamaulipas, el tercer exilio...

Ya tengo la otra lista, pero me la guardo porque así me conviene, pero este día solamente les doy pistas de lo que estamos por vivir: una tercera oleada de priistas que se van al Movimiento de Regeneración Nacional.

Sólo doy un ejemplo, el caso Edgar Melhem, que en Morena me presumen jaló con ellos, pero cuantos “Edgars” hay en todo Tamaulipas que tienen las maletas listas para llegar a Ciudad Victoria y abonar a la Cuarta Transformación.

Y no es necesariamente malo, es probable que cada quien viva su circunstancia y hay que respetar; sólo, como me dijeron anoche en Victoria capital, que den resultados en las áreas que sea requeridos. 

Por eso mejor no adelantamos vísperas, porque vamos a ver reacomodos en todas partes. Ejemplo, el Congreso que se disputa la supremacía en la Junta de Coordinación Política, hoy en poder del PAN.

¿Y si los que se fueron regresan? Puede ser afirmación, si ya están en proceso, o pregunta. El  caso es que difícil la tiene el actual titular del Congreso, Felix “El Moyo” García.

De qué manera van a contener, ya sin la supremacía político administrativa en el 

Poder Ejecutivo de la entidad. ¿Tiene el descafeinado Luis “Cachorro” Cantú la fuerza y liderazgo para contener a los suyos? Sospecho con el pecho que no.

Puede Edgar hacer lo propio sobre todo por las dudas que tienen todos sobre de él. Nadie olvide que es dirigente como el menos peor. Que grave para los tricolores con quienes se tomó té de las 05:00 con el meñique levantado.

Chula foto... ¿Y? Sabemos que no se llevaron tareas pero que sí funcionaron como cereza de quien les traiciona. Pero como escribí hace una semana.

Son institucionales y la disciplina obliga al arropamiento porque han de “crer” que con ellos aumentan el porcentaje de aceptación que hoy no les da más que para un diputado en Congreso.

No se trata de avasallar, de ponerle limón a una herida para igual si de pronto así cicatriza el dolor acumulado de 2010 a la fecha.

O como comentó alguna vez el genial “Flaco” Ibañez, “con orín y brea” sanan las heridas de las manos (lesiones que se hizo cuando fue cirquero y no sabía usar correctamente el trapecio).

El punto es que se van muchos más y veremos si a la vuelta del tiempo los que queden se salvan a sí mismos. Quizá por nostalgia, soy de los que piensa que nada muere en la víspera, si los muertos que ellos matan gozan de buena salud en algún futuro o vida en multiverso, como en la de Sin Regreso a Casa del Hombre Araña.

En fin, que deben ser las curvas de la sierra que transito ahora mismo; que me evado viendo la hermosa sierra de Victoria rumbo de Santa Fe, CDMX.

El carrito de cuatro aros funciona bien y a veces llueve pero No a Emotegia. Sí a los priístas que siguen impactados en inmovilidad. Se tenía que decir y se dijo... veremos si Milan Kundera les da un consejo mejor.


Etiquetas:
×