Primera ´caladita´ a Noé Chávez


El que ya recibió su primera "probadita" del broncón en que se metió es Noé Chávez...

Y es que el flamante titular de la Agencia Estatal de Transporte ya tuvo su primer acto de trabajo –la reunión mensual del Consejo del Transporte– y los empresarios transportistas otra vez hicieron de la suyas, dejándolo plantado.

Llega a oídos de Protágoras que esta "estrenadita" que los camioneros le dieron al nuevo colaborador del "Dronco", en realidad mata dos pájaros de un solo tiro.

Por un lado, evitaron –por segunda vez– entregar información sobre las cuentas relativas a Tarjeta Feria, que revelarían mucho sobre la verdadera rentabilidad del negocio del transporte y establecer si de veras se justifica el "tarifazo".

Pero además de sacarle la vuelta a la transparencia, los transportistas le habría dado su primera "caladita" a Chávez, para que se vaya dando cuenta de que no podrá tan fácilmente con ellos... ¡si es que DE VERDAD los quiere meter en cintura!

Porque muchas voces siguen afirmando que al "Dronco" no le importa arreglar la crisis del transporte, por ser él mismo dueño de varias rutas, a través de sus prestanombres. Bueno, eso es lo que se dice por ahí.

***

Y una incómoda pregunta que cobró más fuerza entre la raza es... ¿hará falta en verdad tener una Agencia Estatal de Transporte que NO funciona?

Conste que quienes se lo cuestionan no lo hacen por los NULOS resultados que la dependencia ha dado en más de tres años, que nos tienen sumidos en una de las peores crisis del transporte urbano en décadas.

No... la duda sobre la necesidad de la AET surgió apenas ayer, cuando el relevo de Jorge Longoria –léase Noé Chávez– dijo que no hay lana para su labor básica: revisar al transporte urbano y los taxis.

No sólo eso, el funcionario dijo que buscarán convenios con los municipios para que sus elementos de Tránsito "les echen la mano" con estas revisiones... ¡hágame usted el favor!

Por eso la raza, que es la paga y la que manda, pregunta... ¿qué le hacen al presupuesto de la Agencia Estatal de Transporte? ¿Y si su chamba la van a tener que hacer los municipios... para que queremos esta AET?

Nadie pone en duda la necesidad de un ente regulador del transporte... ¡pero que funcione!

De hecho, más que una AET, los expertos –como Hernán Villarreal– recomiendan que exista un entre central financiero (tal vez hasta privado y no gubernamental) que le pague a las rutas urbanas por kilómetro recorrido, como ocurre en las grandes metrópolis, cosa que hoy no hace la Agencia Estatal.

***

Donde la grilla está a todo lo que da es en la sección II del Sindicato del IMSS, o sea la que está aquí en Nuevo León, ya que el próximo lunes 17 y martes 18 de junio votan para relevar al actual dirigente José Luis Garza Ibarra, quien –poooor ciertooo– es hermano del tesorero del estado, Carlos Garza Ibarra...

Y lo que se oye es que los trabajadores afiliados al sindicato ya están haaartos de lo que tachan como corruptelas de su líder, el hermano del tesorero estatal, quien no transparenta correctamente el uso de recursos, pese a que le descuentan quincenalmente más de $3,500 pesos a cada médico...

Total, la revuelta que se trae una mayoría de sindicalizados es que no quieren que les impongan al cirujano plástico Javier Rodríguez Cuéllar, que es el "gallo" de Garza Ibarra, uno de los cinco que buscan el puesto...

Por eso la raza anda analizando con cuál irse de los otros cuatro aspirantes, y ya hasta se oye la posibilidad de un "candidato opositor de unidad" para unir fuerzas contra el "establishment"...

Según dicen, el que más ventaja lleva hasta ahora al acumular más simpatías, es el químico biólogo Rolando Vázquez Mireles, quien labora en el Hospital 34, uno de los centros con mayor personal. ¿Será Vázquez Mireles el "gallo de unidad"? Pronto lo veremos...

***

El que puede que no ande de muy buen humor es Zeferino Salgado...

Con eso de que un juez de control determinó ayer que no procederán penalmente contra el exdirector de Fomerrey, Adalberto Núñez –por la acusación de la Fiscalía Anticorrupción–, todo indica que fueron en vano los "esfuerzos" del alcalde nicolaíta.

Y es que, desde abril pasado, cuando el Congreso local rechazó las cuentas públicas de Fomerrey, las malas lenguas aseguran que esto se debió a las presiones que Salgado ejerció sobre la bancada del PAN, para "echarle tierra" a Núñez.

Y todo nomás porque –aseguran las lenguas de doble filo– Zeferino tiene una especie de "revancha personal" contra Adalberto. Ahora sí que, como diría Don Ramón (el de El Chavo): "la venganza no es buena, mata el alma y la envenena".

¡¡ Yássas !!

Volver arriba