Primera oportunidad: grave omisión


El pasado sábado 16 de este mes de diciembre, la comunidad actual y la pasada del futbol americano en Monterrey se reunión en una conocido restaurante del poniente para celebrar por primera vez el Día del Coach, evento que -en teoría- sonaba bien, ya que se reconocería la trayectoria de muchos entrenadores que hicieron época en la ciudad y el país.

Sin embargo, y pese a que esta propuesta de tener un día especial surge de un grupo importante de exjugadores de todos los tiempos, los organizadores cayeron en una grave omisión al no mencionar, al menos en una ocasión, al coach Cayetano Eusebio Garza Garza, incluso teniendo la presencia de su hijo Bernardo Garza.

Podrán decir los que propusieron la idea, que son los del grupo del Centenario de Gaspar Mass, que este día es en reconocimiento para su entrenador, pero se les olvidan dos cosas: primero, que el coach Cayetano también nación ese día... y segundo y muy importante: el ‘Tigre Mayor’ fue quien le dio los primeros dos títulos a los Auténticos Tigres, además de otorgarle ese mote y hacer del conjunto felino un equipo ganador y con presencia en el futbol americano estudiantil del país.

Lo peor es que ahí en el estrado estuvieron presentes el coach Juan Antonio Zamora, acompañado del director de deportes de la UANL, José Alberto García, quienes se retiraron muy molestos del evento y dispuestos a no pararse más por el lugar, ya que consideraron como una grave ofensa para la Autónoma de Nuevo León el no mencionar ni por equivocación a una de las máximas leyendas en el deporte de las tacleadas en México, como lo es el coach Cayetano Garza, incluso inmortalizado por la NFL en el Salón de la Fama.

SEGUNDA OPORTUNIDAD: APOYO PARA LA UACH

El 2019 parece que pintará mucho mejor para las Águilas de la UACH, luego de que su entrenador en jefe, Javier Trevizo Fernández, tuviera una reunión con las más altas autoridades de la universidad, donde tanto el rector Luis Alberto Fierro Ramírez, como el coordinador de deportes, Hans Flores Porras, le hicieran saber que habrá mucho apoyo para el equipo de futbol americano.

Como se recordará, el 2017 y 2018 fueron años complicados por los temas políticos en que se vio inmerso el estado... y de paso la Universidad Autónoma de Chihuahua, que afectó en parte al programa de futbol americano.

Hoy el panorama es diferente: el gobierno federal ya dio el sí al presupuesto para el 2019, incluyendo un aumento proporcional a la inflación... y eso le permite al rector y su equipo de trabajo pensar en un apoyo mucho mayor para sus Águilas, el cual incluye becas, viajes en condiciones adecuadas a un equipo de Liga Mayor, utilería y las llamadas Ayudantías.

TERCERA OPORTUNIDAD: EL 2019 SERÁ DIFERENTE

Ya con tres años de experiencia, y tras los cambios y nuevas ligas con las que se cuentan en Nuevo León, el futbol americano infantil vivirá una serie de cambios importantes, al menos en cuanto al uso de instalaciones que son propiedad del gobierno, pues las mantiene al 100%, por lo que dependerá de ellos la administración de espacios y tiempos durante todo el año.

Este tema lo hemos tocado infinidad de veces y siempre llegamos a lo mismo: que los espacios -al ser pocos- tendrán que repartirse por igual... y tal parece que esa es la idea del INDE, les guste o no a otras ligas que se autonombran como propietarias de algunos inmuebles o hasta dicen llevar mano, cuando la realidad es otra.

Desde ahorita se lo adelantamos, el estadio Nuevo León Independiente albergará a todas las ligas, ya no habrá preferencias.

CUARTA OPORTUNIDAD: FUERA DE LO ORDINARIO

Algo que uno aprende en el futbol americano es que, para destacar y ser considerado como especial, es que tienen que estar por encima de lo normal y ordinario. Eso es lo que esperaríamos de nuestro deporte en Nuevo León, pero tal parece que hemos caído en un sistema que está abaratando este deporte al entregar reconocimientos, preseas, entronizaciones y demás premios a lo que se nos ponga enfrente y bajo criterios que sólo los que organizan el evento sabe el por qué fue distinguido.

Ya lo comentamos en semanas anteriores, esto de los reconocimientos se ha convertido en una pachanga, incluso hay casos donde se les pide apoyo económico para ser distinguidos, lo que nos parece una total aberración.

No señores, en el futbol americano no queremos vendedores de constancias, lo que necesitamos es que se analice la carrera deportiva de un coach o jugador y que para ser premiado los parámetros sean muy, pero muy altos en donde sólo uno o dos por año logren esa distinción. Porque la verdad llegará el día en que van a existir más reconocidos que jugadores mismos y no se trata de eso.

Acabemos con esos eventos que a nadie deslumbra y sólo sirven para el ego, mejor investiguemos a fondo su historia, su vida, su trayectoria en el campo y fuera de él, para que vean que la lista cada vez es menor, y esos son a los que debemos de darles su reconocimiento. A los demás podemos nombrarlos como parte del deporte y hasta ahí. Acabemos con esa ‘reconocimientitis’.


Volver arriba