Procesos impacientes


Van apenas ocho jornadas de la Liga MX y, al día de hoy, una tercera parte de los equipos ha prescindido de los servicios de su DT.

Morelia, Pumas, Toluca, Querétaro, Pachuca y Puebla son los seis equipos que han decidido cortar relaciones con sus respectivos técnicos, a ellos se les pueden unir en próximas jornadas por lo menos tres más: Palencia, Siboldi y Caixihna hoy están en la cuerda floja, y si sus resultados no son buenos, también son candidatos para salir del banquillo.

Para muchos, si no es que todos, esto es por demás normal, que cada temporada rueden cabezas, es algo común en México... y es aquí en donde entra el tema principal del asunto.

Cómo pedirle cuentas a la Selección Mexicana, cuando en su propia liga los procesos no existen, la paciencia es algo que la afición y directivo mexicano no conoce... pareciera que en su diccionario las palabras mediano y largo plazo no existieran.

Pocos son los equipos que se atreven a romper con este paradigma, y casualmente esos pocos son los que hoy por hoy triunfan en el futbol mexicano (Tigres es un ejemplo).

Decía Albert Einstein: “Estúpido es aquel que hace lo mismo y espera resultados distintos”, bueno, acá nos pasa muy seguido, las directivas cortan procesos por “no darse los resultados”, pero terminan contratando DT’s que salieron de otros equipos, precisamente por la misma problemática: “malos resultados”.

Lo peor es que hoy aún con resultados aceptables se cortan procesos (David Patiño), basados en un solo juego o en la presión de la afición... que no tiene paciencia.

Si lo vemos a nivel local, está el caso Diego Alonso, un DT con números bastantes buenos, pero que siempre invariablemente está en el ojo del huracán... “Es que es una plaza exigente”, sí, lo es, pero eso no quiere decir que no se pueda reconocer el trabajo de alguien; los métodos podrán no gustar, pero el resultado es bueno, mucho mejor que otros a los que sí se les tuvo paciencia.

El punto es que, mientras los procesos en la liga sean de menos de seis meses -y no exista la paciencia-, nuestra selección seguirá sufriendo las consecuencias de jugadores que no terminan por adaptarse a sus técnicos, y entre cambio y cambio afectan su nivel... es claro que en México la palabra ‘proceso’ perdió su significado.

SENTENCIADO Y ‘JURADO’

Sabemos desde la Jornada 3, más o menos, quien descendería (para ser honestos, le quitó mucha emoción a algo que también es apasionante)... los Tiburones estaban destinados a morir quemados en la hoguera.

Lo que nadie sabía es que en el camino aparecería un ‘chamaco’ que se volvería el ‘objeto de deseo’ de muchos, si Sebastián Jurado es un portero estrella que acapara reflectores cada semana, podremos tener dudas de quienes aparecerán en el ‘11’ ideal de la jornada en cualquier posición, en cualquiera menos en la portería, esa ya está apartada por Jurado.

Cada juego se supera y se convirtió desde ya en el ‘salvador’ del ‘Tibu’. El Tiburón ya está ‘SENTENCIADO’, pero el joven portero está muy aparte siendo desde ya ‘JURADO’.

Volver arriba